Michael y Rudolf Schenker cruzan contundentes declaraciones: “Antes o después, tocaremos juntos”

La dupla de hermanos guitarrista lleva años a la gresca, pero uno de ellos piensa que las cosas se arreglarán
Michael y Rudolf Schenker cruzan contundentes declaraciones: “Antes o después, tocaremos juntos”

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva entrevista con The Metal Voice (vía Ultimate Guitar), el emblemático guitarrista Michael Schenker ha vuelto a hablar de su hermano, Rudolf, que actualmente milita en Scorpions. Como puede que sepas, el ex de UFO y su hermano llevan décadas enfadados el uno con el otro y sus carreras musicales no han vuelto a juntarse en ningún punto.

Ahora, Michael ha calificado de “abusón” a su hermano:

“Rudolf, mi hermano, es un abusón y no confío en él. No me gusta pasar tiempo o tener contacto con abusones, ninguna de las dos cosas es buena. No creo que te guste... No creo que a nadie normal le guste eso, ya sabes, es simplemente que no me siento cómodo. Que no me fío de él, vaya. Eso es todo. Ya sabes, si tuviera contacto con él, seguro que continuaría exactamente donde paró la última vez, ya sabes, es malo”.

Sin embargo, esto no queda así, porque Rudolf Schenker tampoco se ha quedado callado ante las declaraciones de su hermano (vía Blabbermouth.net)

“Te diré una cosa: quiero a mi hermano. Él puede decir lo que quiera. Es un guitarrista increíble, una persona increíble - lo que quiera decir, ¿por qué no decirlo? Si eso es lo que le hace feliz, entonces está bien. Le deseo lo mejor”.

"Creo que, tarde o temprano, volveremos a ser amigos y tocaremos juntos de nuevo. Mi vida es demasiado feliz como para amargarme por ello. Quiero vivir en las nubes. Estoy muy feliz con mi vida".

Esta no es la primera vez en la que Rudolf habla sobre los comentarios de Michael sobre él. Hace tres años, Rudolf le quitó importancia las críticas de su hermano en declaraciones a la revista Classic Rock: "Mira, quiero a mi hermano. Es un guitarrista fantástico, pero no sabe nada de negocios. Cuando grabamos 'Lovedrive', la banda tenía un contrato con el productor y mánager Dieter Dierks. Cuando le pedí a Michael que tocara un solo de mi composición 'Coast To Coast', acordamos que los créditos irían a medias pero Dieter no lo permitió por problemas con los costes de publicación y del estudio. Michael tenía un contrato firmado con Dieter que le daba un punto en la canción. Y acordamos pagar a Michael... él tenía el dinero".

Continuó: "Pero en 1985, cuando Michael estaba completamente destrozado y tenía un nuevo MSG con Robin McAuley, se vino a vivir conmigo en mi casa. Trajimos a los músicos allí, hice todo eso sin cobrarle suponiendo que Michael me pagaría cuando llegara un sello discográfico. Pero no me pagó nada. Así que tomé su mitad de las ganancias para cubrir las facturas que no había pagado. Todo estaba claro. Todo lo que Michael tiene que hacer es preguntar: "¿Qué está pasando aquí?' Pero no lo hizo; en su lugar, da estas estúpidas entrevistas".

"Sigo queriendo a mi hermano, pero siempre ha odiado los asuntos de negocios y la única persona que tiene la culpa aquí es él".

RockFM