Michael Starr (Steel Panther) sigue esperando el "perdón" de Mötley Crüe

El vocalista de Steel Panther aún está pagando por su desafortunada broma sobre Vince Neil
Michael Starr (Steel Panther) sigue esperando el "perdón" de Mötley Crüe

Tiempo de lectura: 2’

El frontman de Steel Panther, Michael Starr, ha declarado que espera que el enfado de Mötley Crüe y más concretamente de Nikki Sixx, sea solo "un punto negro en las noticias del heavy metal" tras la bronca que ambos músico tuvieron en 2019.

Todo comenzó en el programa Little Punk People, en el que el cantante de Steel Panther fue preguntado sobre qué músico fallecido traería de vuelta a la vida. Sin cortarse un pelo, Starr contestó que querría que volviera Vince Neil, el vocalista de Mötley Crüe. Obviamente, Neil sigue vivo y así se lo indicó su compañero, Stix, batería de la banda. Sin embargo, la contestación del cantante fue que "el tipo de aquella época estaba muerto", refiriéndose a la etapa dorada de Mötlehy Crüe.

Al poco tiempo, a través de las redes sociales, Nikki Sixx contestó a Starr, diciendo que Steel Panther eran unos "quiero-y-no-puedo", entre otros insultos. Sin embargo, esto no fue todo, porque el siguiente en meterse en la pelea fue Stix, que cotestó a Sixx diciéndole: "Parece que alguien necesita algo de jodida atención". Por suerte, la tensión acabó en ese punto.

Ahora, en una nueva entrevista con Little Punk People, el vocalista ha afirmado que espera que toda la situación se haya calmado, después de haber sido preguntado sobre si Sixx sigue enfadado con él: "No, no lo creo", ha contestado el cantante. "Sigo a Nikki Sixx y a Vince Neil en redes sociales le he dado a like a suss cosas, porque le encanta poner fotos de los viejos tiempos".

"Espero que aquello no sea más que un punto negro en las noticias del heavy metal. Creo que si me los encontrara, les saludaría sin problema. Lo último que quiero que pase es que una banda que ha influido en mis gustos musicales y la dirección de mi carrera esté enfadada conmigo", explicó.

"Pero a veces no hay nada que puedas hacer con esas cosas. Simplemente tienes que vivir con ello", ha añadido. "No quería meterme con nadie. La gente pregunta que por qué nos peleamos y yo les doy la razón, es una tontería".

"Sé que si estuviera en un festival, en el mismo cuarto con ellos, no les ignoraría. Soy su fan. Iría y les diría hola. Si él no quiere ser mi amigo, eso ya es otra cosa, pero yo, por mi parte, iría hacia él y le saludaría. Las bromas son bromas", ha afirmado el cantante.

Eso sí, antes, en 2016, Sixx admitió no ser fan de Steel Panther, banda que parodia a los grupos de metal de los '80: "No es lo mío. Es mi opinión, no sé. Supongo que hay mucha gente que piensa que son graciosos y que son una banda paródica y eso mola. Pero no es mi rollo, yo me tomo la música más en serio".

RockFM