Mick Jagger recuerda cómo Keith Moon (The Who) entró en su habitación vestido de Batman: “Era un lunático”

El frontman de The Rolling Stones recuerda cómo Keith Moon le dio un tremendo susto
Mick Jagger recuerda cómo Keith Moon (The Who) entró en su habitación vestido de Batman: “Era un lunático”

Tiempo de lectura: 2’

Mick Jagger ha recordado el momento en el que Keith Moon (The Who) irrumpió en su habitación de hotel disfrazado de Batman para gastarle una broma a medianoche. (vía NME)

En una nueva entrevista con Howard Stern en Sirius XM, Mick Jagger, frontman de The Rolling Stones, ha recordado el momento en el que, en algún punto de los '70, Keith Moon, difunto batería de The Who, trepó por la salida de incendios de su hotel en Los Ángeles para entrar en su cuarto disfrazado de Batman.

“Keith era un completo lunático”, dijo Jagger del difunto batería. “Estaba en un hotel de Los Ángeles, dormido, y entró en mi cuarto vestido de Batman”.

“Me desperté y ahí estaba Batman frente a mí, con la máscara y todo. No es lo que esperas a mitad de la noche”, se sincera Jagger.

Sin embargo, no te creas que Jagger se quedó parado. De hecho, buscó algo para defenderse: “Creo que tenía un cuchillo, o al menos algún arma defensiva. Se lo saqué y me dijo: 'Oh no, soy Keith'”.

“Le dije: 'No eres Keith... Sé que no lo eres por tu voz”. Y él me dijo: 'No, digo que soy Keith Moon'. Después se quitó la máscara”, recuerda el cantante de The Rolling Stones, aclarando que, al oír 'Keith', pensó en Keith Richards, su guitarrista.

Mick también recuerda cómo llegó Keith Moon a entrar en su cuarto: “Subió por la escalera de incendios. Estaba como una cabra”.

Moon murió de una sobredosis accidental en 1978 a los 32 años.

The Rolling Stones están de gira por Estados Unidos con su tour “No Filter”, que parará en Nashville el próximo 9 de octubre. Es la primera vez que la banda sale de gira desde el fallecimiento de Charlie Watts.

Jagger, en otro punto de la charla, describió a Watts como “el latido de la banda, con una personalidad muy estable”.

“No le gustaba que le perturbaron. Era una persona muy fiable, no era una diva, lo cual es lo último que quieres de un batería”, continuó el frontman.

“Le echo de menos porque tenía un gran sentido del humor y también éramos... fuera de la banda, solíamos quedar mucho y pasar ratos interesantes. Nos gustaban los deportes, ir al fútbol, también a partidos de cricket. Teníamos otros intereses fuera de la música”.

RockFM