Mikkey Dee (Motörhead) se sincera sobre la muerte de Lemmy: “Cambió sus malos hábitos demasiado tarde”

El batería de Motörhead recuerda la última vez que vio a Lemmy con vida y habla sobre su muerte
Mikkey Dee (Motörhead) se sincera sobre la muerte de Lemmy: “Cambió sus malos hábitos demasiado tarde”

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con el podcast Waste Some Time With Jason Green (a través de Blabbermouth.net), el que fuera batería de Motörhead, Mikkey Dee, ha hablado sobre la última vez que vio con vida a Ian “Lemmy” Kilmister, líder de la banda, y se ha sincerado sobre la salud del músico en los meses previos a su muerte. Además, el batería también ha explicado que, pese a que era consciente de que no estaba bien, el bajista y vocalista se negó a cancelar las fechas en directo que tenía concertadas.

Tocamos nuestro último show el 11 de diciembre de 2015 en Berlín, y él falleció solo dos semanas después”, recuerda Mikkey. “Y eso te lo dice todo, el tío se murió con las botas puestas. Tanto Phil Campbell como yo estábamos intentando disuadirle de que saliéramos de gira en la segunda parte de nuestro tour europeo después de aquellas navidades. Sin embargo, no hubo ninguna manera de convencerle de ello”.

“Al final, le dije a Phil: 'Mira, en lugar de discutir con Lemmy o presionarle para que no lo haga..'. Porque le dijimos que quizás, lo mejor era descansar durante un par de meses y que Lemmy pudiera recuperar energías. '...No le presionemos más. Vamos a dejarle decidir qué es lo que quiere hacer. Él es que que mejor sabe lo que necesita'. Y lo que él quería era estar sobre el escenario. Por lo tanto, decidimos apoyarle y eso fue lo que hicimos. Sin embargo, no consiguió llegar a aquella segunda parte de la gira, por desgracia. Iba a ser por Reino Unido, recuerdo aquello”.

Entonces, Dee fue preguntado sobre si volvió a su hogar en Suecia pensando que, quizás, aquella era la última vez que iba a ver a Lemmy, ante lo que respondió lo siguiente.

“No. En absoluto. Hablé con Lemmy después de aquel show en Berlín. Cada uno se iba a su casa, obviamente. Yo me iba a ir a Suecia y Phil a su casa en Gales. Lemmy volvía a Los Ángeles, pero creo que antes iba a pasar una o dos noche en Londres y saludar a algunos amigos”, explica.

“Y es que recuerdo que hablamos justo después de aquel último concierto. Fui a su camerino y le dije: 'Vale. Vuelve a Los Ángeles e intentar dar con, quizás, un par de canciones más para 'Bad Magic' (ndr: el que sería el disco final de Motörhead) que pienses que tenemos que grabar. Después, cogeremos las otras dos nuevas canciones que ya estamos tocando en esta gira y las metemos en el disco'. Y él me contestó: 'Está bien, le echaré un vistazo'. Y le dije: 'A ver si nos vemos después de Navidad'. Esto fue un 11 de diciembre, así que supuse que hablaríamos entre Navidad y Año Nuevo y decidiríamos qué dos temas tocaríamos en la siguiente parte del tour. Y me dijo: 'Volveré y trabajaré en ello'. Eso fue todo Él no tenía ninguna intención de no volver a Europa y salir de gira. Hicimos nuestro saludo, entrelazando nuestros dedos meñiques, como siempre hacíamos, y esa fue la última vez que le vi. Algo muy triste”.

Para Lemmy era “demasiado tarde”

Dee, más adelante, explicó que Lemmy había hecho algunos cambios en su vida para intentar mejorar su salud después de sufrir varios problemas en los últimos años de su vida, incluyendo problemas de corazón.

“Desde mi punto de vista, creo que lo cambió demasiado tarde. Debería haber comenzado a cuidarse antes. Sin embargo, conociendo a Lemmy, sé que no lo hubiera hecho. Él hacía las cosas a su manera, básicamente. Eso era lo que le hacia ser quien era”.

“Nunca se comprometió con su música, nunca se comprometió con la amistad, nunca se comprometió con el camino que iba a seguir por nadie en ese sentido. Por eso, Motörhead era Motörhead y todavía lo es. Dicho esto, por supuesto, los tres hablábamos sobre muchas cosas y nno era como si él fuera el jefe. Todos trabajábamos muy bien juntos y eso es lo que creaba la magia”.

Lemmy murió el 28 de diciembre de 2015 a los 70 años, al poco de ser diagnosticado de cáncer.


RockFM