Mikkey Dee y su “terrible” primer concierto con Motörhead: “No ensayábamos”

El que fuera batería de Motörhead recuerda su primer concierto con la banda, que no salió como esperaba
Mikkey Dee y su “terrible” primer concierto con Motörhead: “No ensayábamos”

Tiempo de lectura: 2’

Mikkey Dee ha recordado su exasperante experiencia dando su primer concierto con Motörhead, que tuvo lugar en un momento en el que la banda no ensayaba. (vía Ultimate Classic Rock)

El batería conoció, por primera vez, a Lemmy Killmister, quien fuera líder de la banda, cuando aún tocaba para King Diamond y ambas bandas salieron juntas de gira. El emblemático frontman de Motörhead quedó impresionado, con el desempeño de Dee, llegando a invitarle a unirse al conjunto en 1991.

Ahora, Mikkey, que hoy milita en Scorpions, ha recordado su primer show como parte del equipo de Lemmy.

“Sí, estaba muy nervioso porque no habíamos ensayado antes del concierto, no ensayábamos. Lemmy me dijo: 'Si tocas la mitad de bien que con King...'. El músico recuerda que sus entonces nuevos compañeros “parecían sentarse en un cómodo sofá y disfrutar del camino de alguna forma. Pensé que había sido un show terrible. Sin embargo, ellos opinaban que había sonado mejor que antes. 'Ha sido el mejor show de los últimos 15 años', dijo Lemmy, Y yo le contesté: '¡No, no, no!'”.

Parece que Dee, al que, desde su fichaje, siempre se reconoció como una de las cabezas pensantes en la banda, consiguió obligar a Motörhead a comenzar a ensayar. “Comenzó a sonar mucho mejor después de aquel tour en particular”, dijo. “Fuimos a Inglaterra y ensayamos durante un par de días, y fuimos a casa desde ahí durante dos o tres más. Y entonces Lemmy casi fue poseído, lo cual fue genial. Pero, en aquel momento, me puse de los nervios”.

Dee también tenía un desafío adicional en su cabeza: ser aceptado como el reemplazo del batería original Philthy “Animal” Taylor. “Tuve que ganarme la confianza de la banda y los fans... mostrarles que era el tipo adecuado y que iba a trabajar duro”, dijo. “Era un batería muy diferente, y cambiaría la música y el enfoque. Estuve justo a tiempo para un cambio, creo, y creo que llevamos a Motörhead a otro nivel de muchas formas distintas”.

RockFM