La millonaria herencia de la Jimi Hendrix Experience, en disputa: así ha comenzado la ardua batalla legal

Noel Redding y Mitch Mitchell nunca percibieron su parte correspondiente de los derechos de su música
La millonaria herencia de la Jimi Hendrix Experience, en disputa: así ha comenzado la ardua batalla legal

Tiempo de lectura: 2’

Ya es oficial. Tal y como informa Ultimate Classic Rock, los herederos de los compañeros de Jimi Hendrix en su legendaria Experience, el bajista Noel Redding y el batería Mitch Mitchell, han presentado una demanda contra Sony Music por infracción del copyright a raíz de los ingresos por derechos de autor que afirman que se les deben.

La demanda ha sido presentada en el Tribunal Superior de Londres, y alega que Sony debe compensar a los herederos de ambos músicos en concepto de derechos de streaming y de ingresos de medios digitales. Ten en cuenta que se estima que la obra de la Jimi Hendrix Experience ha sido reproducida, a lo largo de los años, más de 3000 millones de veces, un número que, según los abogados, equivaldría a “millones de libras” al año.

Esta nueva demanda se ha presentado de forma paralela a la batalla legal que comenzó hace algunas semanas en un juzgado de Nueva York. Fue entonces cuando, como medida preventiva, los herederos de Jimi Hendrix buscaron “una sentencia declarativa de propiedad y no infracción” contra las familiaas de Redding y Mitchells. ¿Por qué? Precisamente para intentar acabar con los argumentos de estos, ahorrarse una demanda, y acabar con el conflicto incluso antes de que surgiera.

La Jimi Hendrix Experience publicó tres discos entre 1967 y 1968 - 'Are You Experienced' (1967), 'Axis: Bold as Love' (1967) y 'Electric Ladyland' (1968)-, antes de separarse al año siguiente. Aún con su corta trayectoria, estos tres LP fueron increíblemente exitosos, incluyendo clásicos como “Purple Haze”, “The Wind Cries Mary”, “Foxy Lady” o “All Along the Watchtower”, original de Bob Dylan.

El caso tiene miga, porque los representantes de la familia de Hendrix aseguran que Redding y Mitchell -que fallecieron en 2003 y 2008 respectivamente- renunciaron a sus derechos de autor a mediados de los '70, una vez Jimi Hendrix ya había fallecido. Sin embargo, poco sabían ellos, no solo sobre cómo sería alimentada la leyenda del guitarrista, sino también sobre las formas de escuchar música y de generar ingresos que vendrían años después.

Según Variety, los herederos de los artistas no consiguen ponerse de acuerdo por diferentes razones. Una de ellas es la anteriormente mencionada, Redding y Mitchell solo habrían renunciado a sus derechos pensando en los formatos musicales de aquella época, y, estaría por ver si lo entonces firmado se aplicaría al streaming dado que “ninguna de las partes hubiera podido preveer o contemplar la posibilidad de la existencia” de esa fuente de ingresos.

Tras su fallecimiento, Redding siguió tocando con bandas como Fat Mattress, Road o Randy California hasta formar Noel Redding & Friends. Mitchell, por su parte, también se asoció con artistas y bandas como Martha Velez, Ramatam o Junior Brown. Ambos, según los abogados de su familia, murieron “en relativa pobreza”.

RockFM