El momento en el que a Richie Faulkner le “estalló” una arteria en directo: “Veo a un hombre moribundo"

Durante su actuación en el festival Louder Than Life, Richie Faulkner, guitarrista de Judas Priest, casi pierde la vida
El momento en el que a Richie Faulkner le “estalló” una arteria en directo: “Veo a un hombre moribundo"

Tiempo de lectura: 2’

Como ya te hemos contado anteriormente, Richie Faulkner, guitarrista de Judas Priest, sufrió el pasado 26 de septiembre, durante su actuación en el festival Louder Than Life, un “aneurisma aórtico con con una completa disección de la aorta”. Esto, básicamente, quiere decir que su arteria se rompió y comenzó a soltar sangre dentro de la cavidad de su pecho.

Según el propio guitarrista, esto ocurrió, aproximadamente, mientras sonaba “Painkiller” en el set de la banda, que tocó justo antes del show de Metallica. En los vídeos del momento, aunque todo pueda parecer normal, se puede ver la cara de angustia y confusión de Richie Faulkner, tal y como él mismo ha indicado al explicar lo que le sucedió.

“Estaba sufriendo lo que mi doctor llamó un aneurisma aórtico con una completa disección de mi aorta. Por lo que me ha dicho mi cirujano, la gente a la que le pasa esto no suele llegar viva al hospital”, explicaba Faulkner en un comunciado.

“Cualesquiera que fueran las circunstancias, cuando veo esas imágenes, la verdad es que, sabiendo lo que sé ahora, veo a un hombre moribundo”, explicó Faulkner, que tuvo que ser operado, a corazón abierto, durante 10 horas y media.

Por suerte, todo salió bien, pero volver a ver las imágenes del momento resulta impactante, dado que, al fijarnos, se puede ver la cara de angustia que refleja el rostro del guitarrista, que no paró de tocar en ningún momento. El show terminó, tal y como indica setlist.fm, justo después de sonar “Painkiller”, momento en el que Faulkner comenzó a sentirse mal. Lo más probable es que al set aún le quedaran una o dos canciones para cuando terminó el concierto.



“Todo podría haber acabado de forma distinta, teníamos solo una hora de concierto porque Metallica tocaba después de nosotros. Y no dejo de pensar que, si hubiera sido un ser completo, ¿habría tocado hasta colapsar? Si no hubiera pasado en una situación con tanta adrenalina, ¿hubiera mi cuerpo sido capaz de continuar lo suficiente como para llegar al hospital?”, se preguntaba el guitarrista.



Sea como fuere, todo salió bien y, ahora, Faulkner aguada paciente su recuperación y volver a la carretera.

RockFM