Mötley Crüe, orgullosos de Tommy Lee por tocar lesionado: “Es un milagro”

El batería de Mötley Crüe está tocando en algunas canciones de la gira pese a tener las costillas rotas

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Ultimate Classic Rock, tanto Mötley Crüe como, en particular, Nikki Sixx han afirmado estar de lo más orgullosos de su batería, Tommy Lee, por intentar tocar todo lo posible pese a tener cuatro costillas rotas.

El músico dejó el escenario tras cinco canciones el pasado 16 de junio, la primera noche de “The Stadium Tour” con Def Leppard, Poison y Joan Jett. Tras retirarse, Tommy Clufetos, quien ya estuviera en la banda de Ozzy Osbourne y Black Sabbath, le sustituyó.

"El hecho de que el médico le dijera a Tommy que no tocara con cuatro costillas rotas y que se haya tostado la mitad de nuestro espectáculo es un milagro", comentó Sixx a través de las redes sociales. "Somos una banda y estamos orgullosos de su fortaleza. Está haciendo toda la gira y día a día añadiendo más canciones. Qué jodido animal. ¿Alguien por ahí se ha roto alguna vez las costillas?".

Cuando llegó el momento de abandonar la actuación en el primer show, Lee le dijo a la audiencia: “Tengo que decirte que hace unos 14 días, me rompí no una, ni dos, ni tres, sino cuatro putas costillas... Ojalá tuviera una puta historia de mierda como la de Connor McGregor y yo peleando en algún puto bar o algo así, pero no la tengo".

"Los médicos me dijeron: 'No toques, hermano. No toques'. Y yo dije: '¿Estás drogado, hermano? Tenemos una puta gira que hacer'. Así que, de todos modos, no me voy a perder ni un concierto". Refiriéndose a Clufetos, Lee añadió: "Mi chico me va a ayudar aquí y os veré más tarde. Que siga el maldito espectáculo".

Más tarde, Nikki Sixx continuó diciendo: “El hecho de que el médico le dijera a Tommy que no tocara con 4 costillas rotas y que haya tocado la mitad del concierto es un milagro. Somos una banda y estamos orgullosos de su fuerza. Está haciendo toda la gira y día a día añadiendo más canciones. Qué jodido animal. ¿Alguien por ahí se ha roto alguna vez las costillas?”

En su primera fecha, Def Leppard fueron los encargados de cerrar el show. Lo más curioso fue que hubo aún más dificultades, puesto que llovió durante todo el show. “Llovió toda la noche. Pero el público se quedó con nosotros. Nadie se fue. Nadie se quedó. Y ahí va uno. Quedan 35”, dijo Joe Elliot, cantante de la banda.

RockFM