Motörhead: la banda a la que Mikkey Dee "dio calabazas" tras la muerte de Lemmy

El batería ha explicado cómo fue el proceso para unirse a Scorpions
Motörhead: la banda a la que Mikkey Dee "dio calabazas" tras la muerte de Lemmy

Tiempo de lectura: 2’

Durante una aparición del programa Waste Some Time With Jason Green, el batería de Scorpions, Mikkey Dee, también conocido por su paso por Motörhead entre 1992 y 2015, habló de que estuvo a punto de unirse a Thin Lizzy tras la muerte de Lemmy en 2015, momento que marcó el fin de la banda.

En un principio, Mikkey fue anunciado como miembro de Lizzy en 2016. Solo tres meses después, sin que Mikkey tocara un solo concierto con el grupo, la banda anunció a Scott Travis, de Judas Priest, como nuevo miembro.

Cuando ahora le preguntaron si se unió a Thin Lizzy por un tiempo, Dee contestó (según la transcripción de Ultimate Guitar): “No, no lo hice. Quería hacerlo. Me pidieron que hiciera un par de conciertos con los chicos, y me sentí muy honrado porque es una de mis bandas favoritas de toda la vida”.

Pero, por desgracia, en el momento exacto – estamos hablando de tal vez una semana o dos de por medio – me pidieron que saliera y que firmara un acuerdo de seguridad con Scorpions. Me querían en el banquillo, básicamente, lo cual está bastante bien”.

Tenía al menos la idea de que podría ser algo más que salir. Quería demostrar a los chicos... No sé qué quería, en realidad. Me sentí muy honrado de que me pidieran salir con esos chicos”.

Y más tarde, me pidieron que terminara en ese año de 2016. Y eso estuvo bien, y también congeniamos enseguida”.

Esta es una banda fantástica que ha tocado durante muchos años, saben exactamente lo que están haciendo y lo que quieren”.

Y la gran pregunta aquí es, entrar en otra nueva familia y para ellos tener un nuevo bebé en la banda, ¿cómo va a terminar eso? Pero ya nos conocíamos de antes y todo ha salido muy bien”.

Y en lo relativo a [el ex batería de Scorpions] James Kottak, él había tenido algunos problemas y tuvo que tomarse un tiempo libre, y ellos realmente querían que se recuperara. Y esperaron a que pasara por ese proceso”.

Así que terminé el año, y James, que por cierto, pateó el culo durante muchos años con Scorpions, y tuve un buen taburete en la batería para sentarme, un gran desafío para mí viniendo de Motörhead para cambiar de dirección musicalmente. Pero fue genial”.

Así que lo de Thin Lizzy nunca sucedió, tuve que llamarle y decirle, 'Desafortunadamente no va a poder ser'”.

Y estaba tratando de pensar en otros baterías que pudieran hacerlo, la mayoría de ellos estaban ocupados durante el verano, pero terminaron con Travis Scott”.

Y él hizo un trabajo fantástico por lo que tengo entendido. Me hubiera gustado tocar en algunos conciertos, pero hablamos de, creo, seis o siete conciertos durante todo el verano de 2016 como si fuera un aniversario para Thin Lizzy”.

Y habría sido una gran experiencia tocar con ellos, simplemente amo a Thin Lizzy y soy un buen amigo de los chicos. Pero, de nuevo, estuvimos muy ocupados Scorpions, así que tuve que concentrarme a tope y tratar de cumplir con la banda”.


RockFM