Motörhead o Sex Pistols: las ocho canciones que cambiaron la vida de Duff McKagan (Guns N' Roses)

Las principales influencias musicales de Duff McKagan
Motörhead o Sex Pistols: las ocho canciones que cambiaron la vida de Duff McKagan (Guns N' Roses)

Tiempo de lectura: 4’

Duff McKagan tiene cientos de historias que contar. El músico de 57 años, nacido en Seattle, es más conocido por su etapa como bajista de Guns N' Roses, pero sus raíces están en el hardcore punk. También ha tocado con muchos otros grupos, desde Velvet Revolver hasta Hollywood Vampires, ha sacado discos en solitario – el más reciente 'Tenderness', con tintes de country y conciencia social – y ha sido invitado a tocar en muchos más, desde los Manic Street Preachers hasta Macy Gray, pasando por 'Ordinary Man', de Ozzy Osbourne, el año pasado.

"Una cosa que aprendí es que el mundo no es tan malo como lo pintan los telediarios o Twitter", dice. "Cuando sales y hablas con la gente, te das cuenta de que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Eso me dio mucha esperanza".

Desde Loudersound han recogido ocho canciones que cambiaron la vida del bajista.


Sex Pistols - “Bodies” ('Never Mind The Bollocks', 1977)

Cuando era niño cortaba el césped para ganar dinero, y los primeros discos que compré con ese dinero fueron 'Alive' de Kiss y 'Puttin' It Straight' de Pat Travers. El disco de Kiss realmente hizo que mis oídos afinaran con canciones de rock de tres acordes, y luego una chica genial que conocía, que era unos cuatro años mayor que yo, y que estaba en una banda, me hizo conocer a los Sex Pistols. El sonido de la guitarra de Steve Jones no se parecía a nada que hubiera escuchado y la batería de Paul Cook me enseñó a tocar. 'Bodies' no ha envejecido en absoluto”.





The Heartbreakers - “Pirate Love” ('L.A.M.F.', 1977)

Scott McCaughey, que tenía una banda llamada The Young Fresh Fellows y que más tarde se unió a REM, era nuestro jodido chico de la tienda de discos local, y sabía lo que nos iba a volar la cabeza. Esta podría haber sido una de sus recomendaciones. Si miras una foto de Guns N' Roses alrededor de 1985, más o menos, la forma en que nos vestíamos estaba directamente inspirada en la portada del álbum de The Heartbreakers. 'Pirate Love', en particular, me hablaba, con ese maldito ritmo de batería y esas guitarras crudas. Mis primeras bandas no copiaban directamente a The Heartbreakers, pero sin duda influyeron en nuestra forma de tocar y de vestir”.





The Stooges - "Gimme Some Skin" (cara B, 'I Got A Right', 1977)

Después de los Pistols y los Heartbreakers descubrí a los Stooges; fui un poco al revés que el resto. Compré el single 'I Got A Right/Gimme Some Skin', que aún conservo en alguna parte, cuando tenía quizá unos 14 años, y 'Gimme Some Skin' me pareció la canción más dura y agresiva. Era una lección de cómo tocar rock 'n' roll. Solía llover mucho en Seattle, así que todo el mundo estaba en su garaje tocando música, porque tocar fuera y bajo el sol no era una opción. Todo el mundo aprendió tocando a los Stooges y a los Sonics, porque la madre, el padre o la hermana mayor de todo el mundo tenía el primer disco de los Sonics en su casa. Llegué a tocar en un disco ['Brick By Brick', de 1990] con Iggy y le hablé de The Sonics y me dijo: 'Tío, ese fue el primer grupo de 'garage rock' de verdad, esa banda influyó en The Stooges'".





Led Zeppelin - "Immigrant Song" ('Led Zeppelin III', 1970)

Tenía hermanos mayores, así que escuché a Led Zeppelin y a los Beatles y a la James Gang y a Sly and The Family Stone en casa antes de conocer realmente esa música. De niño, la forma de tocar en 'Immigrant Song' es inimaginable, sabías que era imposible tocar así, pero todo el mundo podía cantar con ese increíble grito inicial de Robert Plant. 'Immigrant Song' me abrió las puertas del álbum 'Led Zeppelin III', y cuando pude ver a Zeppelin en 1977 en el King Dome de Seattle, fue asombrosos".





The Damned - "New Rose" ('Damned Damned Damned', 1977)

El primer par de discos de los Damned me dejaron boquiabierto. Todas las canciones de este disco son geniales, y 'New Rose', que obviamente Guns N' Roses versionó más tarde, me atrajo por la forma en que Rat Scabies tocaba la batería y Brian James la guitarra. Una vez me senté junto a Rat Scabies en una ceremonia de premios y es el tipo más divertido del puto mundo. Estaba comentando a todo el mundo quién subía al escenario y eso me alegró toda la noche”.





Motörhead - "Ace Of Spades" ('Ace Of Spades', 1980)

Yo era un punkie de Seattle, y todos escuchábamos a AC/DC, Cheap Trick, The Sweet y Montrose, cualquier cosa que rockeara nos gustaba. Pero cuando salió 'Ace Of Spades' fue como: '¡Cielo Santo!'. Nos mostró que había una nueva dirección en la que podíamos ir. No conozco a ningún rockero para el que esta canción no haya cambiado su trayectoria y su perspectiva. Mi banda Loaded estuvo de gira por Europa con Motörhead y pude tocar la guitarra en el escenario con ellos cada noche, lo que fue increíble. Lemmy es una leyenda”.





Prince - "Something In The Water" ('Does Not Compute', 1999, 1982)

Este disco fue enorme para mí. Por aquel entonces todavía vivía en Seattle y la heroína había diezmado todo mi entorno – mi novia, mi compañero de piso y los chicos de la banda – y este disco fue una vía de escape para mí. Todo el mundo tiene un disco que "le salvó la vida", y 1999 me hizo ver que tenía que dejar Seattle si quería ser músico y me dio el valor para hacerlo. Una vez fui a ver a Prince a Alemania en una noche libre durante la gira de 'Use Your Illusion', y uno de sus guardias de seguridad dijo: 'A Prince le gustaría decir 'Hola'', y justo en ese momento me di cuenta de que estaba demasiado borracho, literalmente no podía formar una frase. Él era muy amable, pero yo era un desastre. Pero años más tarde, en el programa de una gira, utilizó algo que yo escribí sobre él, así que el hecho de que supiera que yo existía era genial”.





Ice-T - "6 In The Mornin'" ('Rhyme Pays', 1987)

Fui a ver su primer espectáculo de rap en Seattle, alrededor de 1982, que fue con Grandmaster Flash and The Furious Five, y fue jodidamente genial. El álbum 'Power' de Ice-T salió por la época en que estábamos haciendo 'Appetite...' y fue una de nuestras bandas sonoras en ese momento. '6 In The Mornin' salió antes de eso, y es una gran historia. Hoy en día me gustan Kendrick Lamar y Childish Gambino, pero el hip-hop también ha tomado algunas direcciones que no he seguido, así que tiendo a quedarme con el material de O.G”.





RockFM