Muere John Harte, el guardaespaldas de Kiss e Iron Maiden que soñaba con ser estrella del rock

Apodado Big por su inmensa envergadura, Harte cuidó de muchas grandes estrellas

Tiempo de lectura: 3’

“Big” John Harte, quien fuera guardaespaldas de algunas de las más grandes estrellas del rock como Kiss, Iron Maiden, Billy Idol o Prince, falleció el pasado 11 de febrero en Hollywood, Florida. Tenía 70 años. (vía Blabbermouth.net)

Nacido como John Joseph Harte III en Newark, Nueva Jersey, el 15 de noviembre de 1951, comenzó a trabajar para mantener a su familia después de que su madre muriese cuando él aún era muy joven. Sin embargo, el sueño de Harte era convertirse en estrella del rock. Llegó a tocar la batería en algunos grupos, pero el destino tenía otros planes para él. Una noche, ayudó a controlar el paso de gente en la puerta de un concierto de Grateful Dead. Eso cambió su vida para siempre.

“Llamé la atención en aquel show porque era grande, vestido con ropa vaquera y negra, luciendo como un tipo duro con mi bigote de motero, y porque podía manejar a la multitud”. Desde entonces, los trabajos se le fueron acumulando: “Pronto me encontré llegando la seguridad del Capitol Theater de Passaic, el Roosvelt Stadium de Jersey y el Fillmore East de Nueva York para músicos que iban de Gregg Allman a Lou Reed o New York Dolls. Aprendí todos los aspectos del negocio musical desde abajo acomodando a los invitados, afinando instrumentos y haciendo lo necesario para que un concierto funcionara bien”.

Al final, a John le llegó una gran oportunidad en 1975: salir de gira con Kiss.

"Un tipo llamado Rick Stuart, que ya trabajaba en seguridad con el grupo, sabía que yo quería salir a la carretera como siguiente paso en mi carrera. Después de que la banda tocara en el Capitol en octubre de 1975, Rick me llevó a la habitación del hotel donde se alojaban. Conocí al director de la gira, JR Smalling, y me concedieron -o me sometieron- a una entrevista improvisada. Pocos días después, el mánager Bill Aucoin me ofreció el puesto, pronto fui a la primera gira europea del grupo y trabajé una media de seis días a la semana durante casi una década. Una experiencia inolvidable".

“Típos como John son difíciles de encontrar”, decía sobre él Paul Stanley. “Tenía una presencia formidable y, sin duda, parecía un tipo duro, pero eso nunca eclipsó la dedicación y la consciencia que mostró cuando hacía de niñera y cuidaba a cuatro estrellas del rock dependientes y mimadas que siempre llamaban la atención y necesitaban saber que eran sus favoritos”.

Pero eso no fue todo, porque, tras ocho años en Kiss, Harte también comenzó a trabajar con Iron Maiden, viviendo como si fuera un miembro más de la banda.

“John trabajó con nosotros durante muchos años y, hace poco, pude verle, nos reímos y compartimos historias”, recuerda sobre él Nicko McBrain. “Era un tipo genial y un miembro valioso de nuestra familia al que echaremos de menos”.

Allí, Harte también conoció a Steve Altman, que trabajó de asistente personal de Steve Harris y al que el miembro de seguridad siempre trató como un pupilo.

“Era joven y John me acogió, incluso aunque ambos siguiéramos avanzando y recibiendo oportunidades en la industria musical”, recordaba Altman en sus memorias, que se publicarán en 2023. “Era alguien a quien siempre acudí y que siempre estuvo para mí”.

El amor llegó a la vida de Harte, quien se casaria con su espossa MaryAnn y tendría un hijo, Brian. El día a día en la carretera se había acabado para él, pero, aún con todo, siguió trabajando en diferentes giras, como la de Kiss con Aerosmith en 2003. Con todos aquellos años de trabajo, sin embargo, John se dio cuenta de algo: ya tenía hasta sus propios fans, que sabían quién era y le apoyaban. Los eventos, firmas y sesiones de preguntas y respuestas comenzaron a sucederse. En 2017, de hecho, fue uno de los invitados al Kiss Kruise, el crucero de Kiss, para conocer a algunos de ellos.

“John era querido por muchos fans de las bandas en las que trabajó”, dice su esposa. “La admiración que siempre se le mostró por parte de la gente a la que conocía es algo que siempre le impresionó. Valoraba mucho esos momentos”.

Escucha en directo Rock FM, la radio donde puedes escuchar una hora de rock sin pausa. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de Rock FM para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, Rock FM encontrarás el mejor contenido sobre tus bandas de rock de cabecera, los temas que no puedes dejar de escuchar, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

RockFM