Muere a los 67 años Ian Gibbons, el teclista de The Kinks

Sus antiguos compañeros le han rendido tributo
ctv-ikx-ian-gibbons

Tiempo de lectura: 2’

Ian Gibbons, el que fuera teclista de The Kinks hasta la separación del grupo, ha fallecido a los 67 años, por causas que todavía son desconocidas. 

Gibbons, que se unió por primera vez a The Kinks en 1979, participó en la grabación de algunas de las canciones más populares de la banda, como “Come Dancing”, “Better Things”, “Destroyer” “Don’t Forget to Dance”. A pesar de que se alejó durante un tiempo, se reincorporó en 1993 hasta su ruptura unos años más tarde, en 1996. Después de que acabara esta aventura se uniría a Kast Off Kinks, un conjunto formado por exmiembros de esa otra formación, como Mick Avory. 

“Conocí y trabajé con Ian durante 40 años y siempre le recordaré como un buen amigo y gran músico. Le echaré mucho de menos, sobre todo porque todavía trabajábamos juntos”, ha lamentado Avory en una publicación de redes sociales a través de la cual tanto él como sus antiguos compañeros de banda, Ray Davies y Dave Davies, le han querido dedicar unas palabras para rendirle tributo. 

Decir solo que echaremos de menos a Ian sería un eufemismo”, afirmó Ray, quien asegura que no le hizo falta mucho tiempo para darse cuenta de que tenía que estar con ellos en la banda, a la que entró 15 años después de su formación: “Solo tuvo que tocar unos pocos acordes en su audición para darme cuenta de que era el hombre perfecto para el teclado”. Asimismo, el músico quiso destacar las vibraciones positivas que Ian transmitía al resto, incluso en los momentos más desesperantes: “Ahora mismo estoy pensando en su sonrisa, en su descarado sentido del humor y en esa generosa sonrisa que siempre te hacía sentir que todo estaba bien, aunque quedasen por delante ocho horas de autobús después de un largo concierto y el aire acondicionado se hubiera averiado”. 

Dave Davies coincide en su discurso con Ray en que Ian “siempre tuvo una actitud positiva”. “En todos los años que trabajó con The Kinks, aportó un gran color y dimensión a su música, y fue un buen amigo”, concluye Dave. 

Desde RockFM queremos mostrar todo nuestro apoyo a los familiares y amigos de Gibbons. Estamos seguros de que su teclado le acompañará allá donde esté. 

RockFM