Muere Marie Fredriksson, cantante de Roxette, a los 61 años

La cantante fallece tras una dura batalla contra el cáncer 
ctv-p5w-roxette

Tiempo de lectura: 1’

El mundo de la música se vuelve a teñir de luto. La cantante de la banda Roxette, Marie Fredriksson, ha fallecido a los 61 años. Así lo ha confrimado el periódico sueco Expressen que publicó una declaración de su familia en sus páginas: “Con gran tristeza tenemos que anunciar que una de nuestras más grandes y queridas artistas ha fallecido. Marie Frediksson murió en la mañana del 9 de diciembre a causa de complicaciones en su enfermedad”. 

La cantante llecaba, según un comunicado de Dimberg Jernberg Managemente, 17 años luchando contra el cáner. “Marie nos deja un gran legado musical. Su portentosa voz, fuerte y sensible, y sus mágicos cociertos en directo serán recordados por todos nosotros, que tuviemos la suerte de verlos. Pero también recordaremos a la maravillosa persona que fue, con un enorme apetito por la vida, y la mujer de gran corazón que se preocupaba de todos aquellos que conocía”, reza el comunicado. 

Su compañero en Roxette, Per Gessle, también ha hecho varias declaraciones respecto a su fallecimiento: “El tiempo pasa muy rápido. No hace tanto, pasábamos día y noche en mi pequeño apartamento de Halmstad, escuchando la música que nos encantaba, compartiendo sueños imposibles. ¡Y aquello que soñamos, al final tuvimos la posibilidad de compartirlo! Gracias Marie, gracias por todo. Fuiste una increíble artista, una maestra de la voz y una gran intérprete. Gracias por pintar mis canciones en blanco y negro con los colores más bonitos. Fuiste mi mejor amiga durante más de 40 años. Estoy hontado, orgulloso y feliz de haber podido compartir tu tiempo, talento, calidez, generosidad y sentido del humor. Todo mi amor está contigo y con tu familia. Nada volverá a ser igual”. 

Marie fue muy conocida por cantar el tema “It Must Have Been Love”, que apareció, además, en la película 'Pretty Woman'. Descanse en paz. 

RockFM