El multitudinario concierto sin medidas de seguridad en Nueva York tenía permisos para "conmemorar el 11-S"

Los últimos informes aseguran que se tergiversaron detalles del evento y que cumplía con los permisos
El multitudinario concierto sin medidas de seguridad en Nueva York tenía permisos para "conmemorar el 11-S"

Tiempo de lectura: 2’

Según los últimos informes que han salido, el Departamento de Parques y Recreación de la ciudad de Nueva York prohibió los conciertos de punk que se realizaron en los parques de la ciudad, organizados por el mismo promotor que estaba detrás del multitudinario concierto al aire libre en Tompkins Square Park que se produjo este mismo mes. Después de ese concierto se generaron preocupaciones por violar las restricciones de capacidad y las pautas de COVID-19 del Estado, la ciudad “se está moviendo para revocar todos los permisos para este organizador y los futuros eventos”.

Según Loudwire, el concierto del 24 de abril que contó con las actuaciones de Madball, Murphy's Law y otros artistas del hardcore de Nueva York, fue legalmente permitido por la ciudad. Sin embargo, ahora han surgido detalles que parecen mostrar la solicitud de permiso original, presentada por el organizador del programa, Black N' Blue Productions, que clasificó el evento como un “Memorial del 11 de septiembre”

A través de las redes sociales, Black N' Blue Productions negó ese detalle. En Instagram, el lunes, 26 de abril, el equipo declaró: “Estoy seguro de que la mayoría de la gente sabe que los medios de comunicación mienten casi todo el tiempo. Pero solo quieren las mierdas y las risas, ¡el permiso no dice nada del Memorial del 9/11! Tengo el permiso en mi mano. Malditos gilipollas. Tuve que mirarlo de nuevo para asegurarme, pero no hay nada que diga Memorial del 9/11”.

Según el anterior informe la solicitud de permiso para el “Memorial del 11 de septiembre” fue presentada el 2 de noviembre de 2020 por un organizador llamado Chris Parker, con quien el departamento de parques evidentemente había cooperado de alguna manera durante varios años. Según los informes, la descripción del evento lo definió como un “mitin político con oradores y música”. A principios de este año, la fecha se cambió al 24 de abril y la descripción no.

El concierto de la semana pasada fue un evento gratuito y sin entradas, así como lo que parece haber sido el primer gran concierto al aire libre que tuvo lugar en el parque desde que comenzó la pandemia. Joe Cammarata, de Black N' Blue Productions, realizó una recaudación de fondos previa al espectáculo para la Fundación New York Firefighters Burn Center en GoFundMe, donde ayudó a recaudar más de 6.000 dólares en donaciones.

Aún así, como se ilustra en el informe original de Gothamist sobre el concierto, “varias de las pautas de seguridad de COVID del Estado no se siguieron durante el espectáculo. No hubo distanciamiento social durante el espectáculo que contó varios moshing, y no hubo distancia entre los artistas y el público. Claramente, también había mucha gente que no usaba mascarillas”.

Se estima que asistieron al evento entre 2.000 y 3.000 personas. La actual guía de la ciudad de Nueva York, sobre grupos grandes establece que, a partir del 22 de marzo, las reuniones sociales en espacios públicos, anteriormente limitados a 50 personas, no pueden exceder las 100 personas en el interior o en cualquier lugar de 200 a 500 personas al aire libre.

Los informes apuntan a que la ciudad ha afirmado que se tergiversaron otros detalles del evento, incluyendo que los organizadores dijeron originalmente que solo asistirían 100 personas. Aquellos que supervisan Tompkin Square Park “generalmente no permitirían un evento de estas dimensiones”, incluso cuando la pandemia no es tan preocupante, transmitió el Departamento de Parques.

RockFM