La música como refugio mental para músicos y sus fans: cinco himnos de rock sobre la salud mental

Nuestros grandes ídolos también han sufrido por su salud mental y la música les ha ayudado, al igual que a nosotros cuando escuchamos sus canciones
La música como refugio mental para músicos y sus fans

Tiempo de lectura: 3’

Este año de pandemia ha dejado mella en muchas personas cuyo estado anímico ha empeorado y por eso es importante que poco a poco la gente se conciencie sobre la necesidad de cuidar nuestra mente.

Muchas veces se utiliza la palabra “depresión” a la ligera. En redes sociales e incluso en conversaciones cotidianas cada vez tiene más peso y es algo con lo que hay que tener cuidado y por supuesto, lo mejor es siempre acudir a un profesional.

Es un hecho que con más frecuencia la gente admite que padecen algún tipo de trastorno mental o que acuden al psicólogo de manera habitual, algo que también se aplica a los músicos. Y es que la música siempre ha permanecido de la mano de este tipo de problemas, son muchos los músicos que han admitido sufrir algún tiempo de problema de salud mental y para salir de él, en muchas ocasiones, recurren a la música, desde componerla, tocarla, escucharla, disfrutarla en directo, etc.

La agencia de marketing Take 5 publicó hace 3 años un estudio que concluyó que, en 1958, 24 de los singles del Top 100 abordaban temas de salud mental. En 2017, eran 71 las canciones en las que se hacía mención a este tema.

En los últimos años, el mundo del rock ha lamentado el fallecimiento de Chester Bennington (Linkin Park) y Chris Cornell (Soundgarden / Audioslave), ambos se suicidaron en 2017. Y desde entonces han sido bastantes los músicos que han hablado abiertamente sobre su lucha con la depresión.

A los largo de los años, muchos músicos han utilizado la música de manera terapéutica o casi catártica a la hora de canalizar posibles “problemas mentales”. No dejan de ser artistas que mediante la creación de la música, la ejecución de su instrumento, canalizan todo lo que puedan tener en la cabeza, vuelcan todos sus problemas sobre el papel o sobre la partitura haciendo una especie de “auto limpieza” y de alguna manera lo acaban transmitiendo a quienes escuchan su música. Es por esto que la música funciona a ese nivel tanto del lado de las personas que la escuchan como de quienes la componen o ejecutan.

Hay muchos ejemplos de canciones que tratan la ansiedad, uno de los más conocidos es “Creep” de Radiohead. Como se ve reflejado en las letras, el protagonista de esta canción sufre una clara depresión. Está enamorado pero siente que no es lo suficientemente bueno como para conseguir el amor de esa persona especial. Los propios Radiohead han acabado detestando su tema, pero los fans lo adoran.





El propio Elvis Presley escribió “Blue Moon”, una canción que sus fans bailan y disfrutan siempre que la escuchan, pero que realmente expresa la sensación de soledad que sufre una persona con depresión. Como dice la letra:

Blue moon

You saw me standing alone

Without a dream in my heart

Without a love of my own





Nirvana, una de las bandas más importantes en la escena del grunge, un género que ya de por sí buscaba la empatía y el desencanto con el mundo, también contribuyó a hablar de este tema en muchas de sus canciones, pero en particular con “Pennyroyal Tea”, del álbum 'In Utero' de 1993. El propio Kurk Cobain admitió en una entrevista que la canción hablaba de una persona muy deprimida: “Está en su lecho de muerte”. Además, el título de la canción hace referencia a una hierba que se utiliza con fines medicinales y que, supuestamente, induce al aborto.





Si nos vamos al lado más duro del rock, en el heavy metal también se ha tratado mucho la salud mental, como hicieron Soundgarden y el ya mencionado Chris Cornell con su tema “Fell On Black Days” del álbum 'Superunknown' de 1994. En esta canción se narran episodios depresivos, donde se busca una salida para superar toda esa tristeza, pero que a pesar de todo es incapaz de encontrar un lugar en la vida donde ser feliz. En Audioslave también escribió varias canciones que versaban sobre el mismo tema.

I’m only faking

When I get it right

Cause I fell on

Black days

How would I know

That this could be my fate





Y por último, Black Sabbath en 1981 lanzó “Over and Over”, del álbum 'Mob Rules'. Es cierto que no está orientado al suicidio pero habla de manera muy clara de un cuadro de depresión. Y la voz de Ronnie James Dio es inmejorable para todo este tipo de canciones.





Después de todo lo que estamos pasando, la salud mental cada vez está más cerca de tener el protagonismo que se merece, al fin y al cabo, tanto la salud física como la mental son igual de importantes. Pero aún nos queda mucho, como público, por entender sobre los trastornos mentales. La música seguirá acompañándonos siempre y continuará hablando de los problemas que a veces son invisibles para los demás y que de alguna manera necesitamos expresar.

RockFM