Nikki Sixx (Mötley Crüe) desvela por qué no quiere firmar su libro: “Las cosas han cambiado"

El bajista de Mötley Crüe explica los motivos por los que no firmará 'The First 21', su nuevo libro
Nikki Sixx (Mötley Crüe) desvela por qué no quiere firmar su libro: “Las cosas han cambiado"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con HardDrive Radio (vía Blabbermouth.net), el bajista de Mötley Crüe, Nikki Sixx, ha explicado el verdadero motivo por el que no realizará sesiones de firmas de su nuevo libro, 'The First 21: How I Became Nikki Sixx'. Publicado el pasado 19 de octubre, el libro abarca su vida desde su nacimiento en 1958 hasta 1980 -antes de que se formara la banda- cuando se cambió el nombre a Nikki Sixx.

No vamos a hacer un tour de firmas de libros porque no quiero darle a los fans nada menos que la experiencia completa”, explica. “Disfruto mucho de esas giras. En algunas de las ciudades a las que vamos, tenemos hasta 1000 personas. A veces estamos ahí desde las 9 de la mañana hasta... que en la tienda nos dicen: 'Mira, tenemos que cerrar ya por imperativo legal', y entonces intentamos firmar lo más rápido posible”.

“Las cosas han cambiado a lo largo de los años”, continúa Sixx. “En las primeras giras de firmas de libros, incluso con 'The Dirt' de Mötley Crüe, la gente hacía cola y recibía su abrazo, chocaba los cinco y se hacían una foto. Ahora todo ha llegado a un punto en el que tiene que estar más organizado. Y recuerdo que me han dicho cosas como: 'No vamos a poder hacer lo de la foto'. Y entonces intentamos buscar una forma de solucionarlo. Así que yo me sentaba ahí a firmar, se giraban y su amigo hacía una foto”.

“Hicimos 15 ciudades así, y estaba muy emocionado con ello. Todo se reduce a que quiero hacerme fotos, quiero chocar los cincos con el fan que está tan conectado conmigo que solo quiere un abrazo, me gusta, me gustan los abrazos. Recuerdo que fui a darle un abrazo a Gene Simmons, de Kiss, y me dijo: 'No me gustan'. Y yo le contesté: 'Vamos a hacer una gira juntos, así que te vas a llevar un montón'”.

“Así que decidimos, hablando con los distribuidores, el management y mi familia, que no era lo correcto para los fans. No se puede meter a 500 o a 1000 fans en una lata de sardinas en un tiempo como este, da igual que estén vacunados o no”, añade. “Y aparte, ¿qué pasa con mi seguridad? Tengo una hija de dos años. ¿Qué vamos a hacer? ¿Ponemos un cristal entre ellos y yo? Eso es impersonal. ¿Qué pasa con los empleados? Así que decidimos no hacerlo”.

“Sería fantástico estar ahí fuera. Es una de esas cosas que, cuando la pandemia termine por reducirse y empiece a desaparecer, o algo por el estilo, me gustaría hacer. Quiero salir con este libro y hacer una gira”, finaliza Nikki Sixx.

RockFM