Nikki Sixx (Mötley Crüe) se sincera sobre el mayor error de su carrera: “Pasé de producir a Guns N' Roses”

El bajista de Mötley Crüe dejó pasar la oportunidad de trabajar en el legendario 'Appetite for Destruction'
Nikki Sixx (Mötley Crüe) se sincera sobre el mayor error de su carrera: “Pasé de producir a Guns N' Roses”

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para The Aquarium, Nikki Sixx ha desvelado que el mayor error de su carrera fue dejar pasar la oportunidad de producir el 'Appetite For Destruction' de Guns N' Roses.

Todo comenzó cuando Sixx habló de su pasado como productor, trabajo que consiguió gracias a que su tío era Don Zimmerman, legendario productor y presidente de Capitol Records. El artista fue preguntado si el hecho de que la discográfica acabara rechazando a Mötley Crüe hizo mella en su relación personal. Sin embargo, Nikki afirma que nunca tuvo sentido intentar que le “enchufaran”.

“No supuso ningún problema porque, desde su perspectiva de presidente de un sello, no podía ir a una reunión de directivos y decir: '¡Vamos a firmar a mi sobrino!'. Ellos hubieran preguntado: '¿Qué?'. Y él habría tenido que decir: 'Y no está en una banda que encaje en la industria musical ahora mismo, pero le voy a firmar porque están agotando entradas en clubs'. Le hubieran tomado por loco”, se sincera.

“Puedo entender que para él y su equipo, no éramos un buen fichaje. Más adelante, Don, que había trabajado con The Beatles, Bob Seger, Steve Miller y, una de mis bandas favoritas, Sweet, me dijo: 'Tío, el mayor error que he cometido en mi carrera fue no ofreceros un contrato discográfico. Estabas viviendo en mi casa, componiendo temas en mi cuarto de invitados... y no lo vi'”, prosigue Sixx, que también cometió sus propios errores.

“Si haces los cálculos, solo por estimación, las compañías de discos ganan como 10 dólares por unidad, digamos, especialmente cuando se vendían discos. Yo vendí 150 millones de discos. Fue un error que le costó mil millones y medio de dólares. ¿Cómo lo iba a saber? Yo también pasé de producir el 'Appetite for Destruction'. Ese disco generó 24 millones de dólares (solo al principio), ¿y si hubiera ganado un dólar por disco como productor? ¡Nunca se sabe!”.

Cuando fue preguntado sobre los detalles de la oportunidad de producir el legendario disco de Guns N' Roses, Sixx explicó lo siguiente:

“Cometí el error porque tenía miedo de no ser el mejor para el trabajo, porque, en aquella época, estaba enganchado a la heroína. Quizás si mi madre no me hubiera dicho lo cabrón que era mi padre, toda esa carga... quizás no me hubiera vuelto adicto, quizás hubiera producido el disco... ¡No tengo ni idea! Todo lo que sé es que cuando no me firmaron en aquel sello ni en ningún otro, mi banda dijo: '¡Pues vamos a crear nuestra propia compañía!'”.

“Una vez le conté a Mike Clink, que produjo el 'Appetite for Destruction', esta historia, y me la esuchó y me dijo: 'Básicamente empuje aquellos discos'. Eso es lo que adoro de Guns N' Roses y ese primer disco. Era lo que era. Axl Rose fue después y grabó sus partes vocales. Aquellas más graves que tenía. Mike me contó que fue un visto y no visto. Fue como capturar la magia en una botella, así que quizás él era el tipo adecuado para el trabajo. Son mis amigos, así que me alegro por ellos”.

Publicado el 21 de julio de 1987, 'Appetite for Destruction' se convirtió en un verdadero fenómeno comercial un año después de su salida. El redondo acabaría vendiendo más de 30 millones de copias en todo el mundo. Según los cálculos de Sixx, el redondo podría haberle hecho muy, pero que muy rico.

RockFM