La noche en la que Roger Waters tocó ante 400.000 personas para "derribar el muro"

'The Wall' fue uno de los conciertos más multitudinarios de la historia con un final que nadie olvidará
La noche que Roger Waters tocó para 400.000 personas: "Derribar el muro"

Tiempo de lectura: 2’

1989 fue el año en el que se rompió ese muro que separaba la ciudad de Berlin en dos partes tan diferentes. Bueno, no solo separaba la ciudad, podríamos atrevernos a decir que el mundo entero. Menos de un año pasó hasta que Roger Waters, cantante, bajista y líder de Pink Floyd fue llamado para hacer uno de los conciertos más grandes de la historia para conmemorar la caída de este muro y que el mundo cambiara por completo.

Pocos eventos dentro del rock y del mundo de la música en general son recordados con tanta gente. No solo estaba Roger Daltrey, que sí era la voz principal del concierto, pero también estuvieron varios miembros de la banda alemana Scorpions, Van Morrison, Bryan Adams... todo un lujo vamos.

Fue en la Potsdamer Plazt de Berlín, que es icónica porque fue destruida en medio de la Segunda Guerra Mundial y porque Hitler se suicidó en el búnker que se encontraba justo debajo de esta plaza. Por este motivo, hacer el concierto en este lugar de la ciudad era un símbolo de que todo había acabado.

El álbum 'The Wall' de Pink Floyd no salió justo para ese momento ya que llevaba más de 10 años en las estanterías, es decir, había vendido casi 20 millones de copias. Pero el nombre era una referencia perfecta para el momento y el lugar de todo lo que significó este concierto.

Cerca del escenario había un muro de 168 metros de altura que se encargaba de representar todo lo que había pasado el pueblo alemán. Después de las dos horas de concierto, este muro ficticio fue derribado cuando sonó el "derribar el muro" por todos los altavoces del show. La gente celebró este moemnto como un comienzo a una nueva vida, fue mucho más que un simple espectáculo.De hecho se dice que el concierto no fue muy bueno en cuanto a sonido,tenía fallos en la técnica... pero todo eso quedó en un segundo plano.


RockFM