Noel y Liam, la rivalidad más absurda de la historia del rock

Dos hermanos capaces de hacer grandes cosas, pero también de todo lo contrario 
ctv-o4q-oasis-2

Tiempo de lectura: 3’

Lo de Noel y Liam Gallagher es una historia que va más allá de una mala relación entre dos hermanos. Los que un día fueron capaces de grabar algunos de los temas más relevantes de la música contemporánea, también se sabotearon mutuamente hasta el punto de llegar a odiarse durante y después de su trayectoria en Oasis

Cuenta Liam que, probablemente, la relación con su hermano comenzó a deteriorarse cuando tenían 15 años. El pequeño de los dos estuvo bebiendo con unos amigos y, cuando llegó a casa en un estado de total embriaguez no fue capaz de llegar al baño y comenzó a orinar en el cuarto que ambos compartían mientras Noel dormía. El problema es que, cuando se despertó, se dio cuenta de que Liam había hecho sus necesidades sobre su equipo de sonido. 

Sin embargo, la historia de ambos comenzó mal casi desde el origen de la banda. Y es que, sólo para empezar, en 1994, uno de los primeros malos actos que Liam llevó a cabo fueron cambiar la letra de “Live Forever” para molestar a su hermano durante un concierto y, para rematar, tirarle su pandereta a la cabeza. Esto llevó a que Noel dejara la banda durante un breve periodo de tiempo, sólo para regresar al poco tiempo. 

La relación se fue deteriorando cada vez más con el paso de los años. Cuando los hermanos no se peleaban en alguna entrevista, lo hacían en el estudio o en directo. Cuenta la historia que durante la grabación de '(What's the Story) Morning Glory?', Liam invitó a un grupo de gente que conoció en un bar al estudio de grabación donde Noel se encontraba grabando. Esto molestó mucho al mayor, que no sólo les echó sino que también acabó partiéndole un palo de cricket en la cabeza a su hermano. 

Esto se produjo mientras se le daba forma a “Don't Look Back in Anger”, tema en el que Noel ponía la voz principal. Pese a el fantástico resultado final, esta no era la canción que él quería cantar, ya que el track que más le llegaba era “Wonderwall”, que había compuesto para su novia. Una vez más, y viendo que tenía la opción de elegir, Liam decidió quedarse con el tema para fastidiar a Noel. 

Otras veces, las peleas fueron menos relevantes pero más vistosas, como las de este concierto. Mientras Oasis comenzaba a tocar “Whatever” acompañado, además, de una orquesta, Liam empieza a cantar en el primer verso, pero Noel le reprende por no dejar al público cantarlo. Ambos comienzan a discutir por el micrófono hasta que el pequeño le dice al mayor que él se encargue del tema, que comienza de nuevo. Lo mejor de todo el la pose de Liam, que se sienta en el escenario y, contemplativo, comienza a fumarse un cigarro. Esta no sería su única riña a lo largo de los años hasta el punto de que, en 2005, cuando, durante un show, Liam intentó acercarse a Noel para lo que aparentaba ser darle un abrazo o poner su mano encima de su hombro, el mayor saltó entre enfadado y aterrorizado y se alejó de él. Humillado, su hermano le aplaudió irónicamente y le tiró el tapón de una botella. 

Sin embargo, si hay que destacar un desplante inoportuno de la historia de Oasis, ese sería el de la grabación de su MTV Unplugged en 1996. Durante los ensayos, Liam decidió marcharse a mitad de la preparación del concierto, supuestamente porque le dolía la garganta. Pero eso no fue todo, porque al día siguiente, a la hora de tocar en el concierto, se presentó totalmente borracho. Tras un par de temas, el cantante decidió que no iba a seguir actuando y se marchó al palco mientras Noel intentaba salvar el día. Aunque la escusa que su hermano dio al público es que a Liam le dolía la garganta, la pericia de un cámara mostró que eso no era verdad. El músico se encontraba fumando y bebiendo mientras veía al concierto e insultaba a Noel desde arriba. 

Lo cierto es que una de las cosas que más molestaba a Liam era que su hermano cantase algunos de los temas. Puede que la inseguridad que le causaba que fuera Noel quien escribiera todas las canciones lo que provocaba su mala actitud. En el documental 'Supersonic' (2016), el cantante confirmaba que esta situación le había molestado durante mucho tiempo. “Si vas a componer las canciones y también a tocarlas, ¿qué hago yo, el maldito té?”, confesaba Liam. 

 

Con la llegada de Twitter y la separación de la banda, los insultos comenzaron a ser distantes pero incesantes. Las redes sociales de Liam se han llenado de improperios hacia su hermano, así como hacia muchas otras bandas. Desde Blur hasta U2, cualquiera que no sea del gusto del menor de los Gallagher, será vilipendiado. Sin embargo, de todas sus “rajadas” en redes sociales, la más icónica es también la más absurda. El cantante twitteó una foto de su hermano acompañado de la palabra “PATATA”. Quizás a eso se reduce todo, a dos niños grandes que, por culpa de su dichoso ego, decidieron picarse el uno al otro hasta acabar dejando de hablarse. ¿Será posible que dejen de lado sus diferencias y algún día se reconcilien incluso aunque eso no suponga una reunión de Oasis? 

Artistas relacionados

RockFM