El nuevo disco de Foo Fighters sonará como "Kiss tocando una canción de ABBA"

Dave Grohl desvela más detalles sobre 'Medicine at Midnight', el nuevo disco de Foo Fighters
El nuevo disco de Foo Fighters sonará como "Kiss tocando una canción de ABBA"

Tiempo de lectura: 4’

Durante una nueva aparición en WMMR, Dave Grohl ha hablado sobre el nuevo disco de Foo Fighters, 'Medicine at Midnight' que, según el propio vocalista y guitarrista, sonará muy distinto a lo que la banda nos tiene acostumbrados. De hecho, el músico se ha atrevido a afirmar que una de las canciones del álbum sonará como "Kiss tocando una canción de Abba".

"En lugar de hacer el mismo disco una y otra y otra vez... A lo largo de los años, nos hemos introducido un poco en el género acústico más suave, pero también nos hemos vuelto locos haciendo punk-rock ruidoso y, después, también hemos hecho canciones de rock que duran tres o cuatro minutos", afirma.

"Pero después, también está todo eso con lo que crecimos, como David Bowie o los Stones, y me encanta el funk y la música disco. Como batería, me gusta ese estilo, es la clase de cosas que realmente disfruto tocando".

"Nunca nos habíamos movido hacia ese territorio, pero en lugar de hacer un disco extraño de funk-rock, queríamos hacer un disco que la gente pudiera bailar un estado, un gran disco de rock que provoque que la gente mueva el culo".

"Todavía no lo habíamos hecho, así que, cuando entramos a grabar el disco, la primera canción que preparamos es el tema 'Making a Fire', que realmente tiene ese aire a Sly & The Family Stone, excepto por las guitarras y los estribillos".

"Así que pensé: 'Ok, guay, tío, estamos llevando esto en una dirección que nunca hemos explorado antes'. Grabamos un par más de canciones y sonaban bastante a lo que solemos hacer. Después, grabamos 'Shame Shame'. Y este tema es, básicamente, un ritmo simple de batería con un overdub de esos sonidos de chasqueo de dedos. Y, más tarde, le metimos voces y guitarras, así como el bajo y los teclados, con esa sección como de cuerdas".

"Lo grabamos en un día, y, cuando acabamos, estábamos como, 'Esto es distinto a nada que hayamos hecho antes'. Nunca había cantado una canción con falsete, nunca había tenido nada que ver con esta especie de aire parecida a la del trance".

"Nos hizo virar en esa dirección, así que es una canción que destaca mucho en el álbum. El resto del disco no tiene que sonar, necesariamente, a esto, pero sí que indica que estamos intentando conseguir un crecimiento o progreso que nos permita alcanzar otros 25 años como banda".

"No podemos estar todo el rato tocando 'Pretender', 'Best of You' y 'Learn to Fly', así que hemos encontrado algo distinto".

En ese momento, Dave Grohl pasó a hablar sobre el resto de canciones que forman parte del redondo, dejando caer algunos detalles más sobre este trabajo, que, a buen seguro, sorprenderá a muchos, tanto para bien como para mal.

"Hay una canción que se llama 'Cloud Spotter' que, cuando la escuches, te va a hacer pensar que es un tema de disco. Luego, el estribillo es como si fuera de death metal. Hablo en serio, es increíble. Luego está la canción 'Medicine at Midnight' que, para mí, suena a nuestra banda".
.
"También está una canción que se llama 'Love Dies Young', la última canción del disco, que es prácticamente como si Kiss tocara una canción de ABBA. La escuchas y sabes que somos nosotros, suena a nosotros, pero hace que muevas las caderas. Es como, 'Oh dios mío, ¿qué ha pasado? Esto es una locura'".

"Además, también está otra que se llama 'Waiting on a War', que es una pista realmente importante para mí. La escribí cuando estábamos grabando uno de nuestros discos. Cuando era pequeño, mientras crecía en D.C., siempre tenía miedo de que fuéramos a ir a la guierra y creo que tuvo que ver con hacerme mayor tan cerca de la ciudad porque pensaba, 'Ok, si hay una guerra, nosotros somos los primeros a los que nos va a llegar'".

"Veía las noticias y siempre había algún tipo de conflicto o tensión en el mundo. Siempre tenía miedo de que fuera a pasar algo y de que me fuera a morir, soñaba con misiles, soldados y todas estas cosas".

"Mientras grabábamos el disco, mi hija de 11 años, supongo que vio las noticias de que estaba pasando algo con Corea del Norte o algo así, y, mientras la llevaba a clase un día, me dijo: 'Papá, ¿vamos a ir a la guerra?'". Y pensé, 'Oh dios, está pasando el mismo tipo de ansiedad que yo tenía de niño'. Y la verdad es que es una pena, los niños viven bajo esta especie de nube negra, esta especie de paraguas de ansiedad, esa horrible sensación de que no hay esperanza".

"Y así, escribí una canción sobre ello que se llama 'Waiting on a War'. Es como esperar una guerra por uno u otro motivo, pero aún hay más, porque también te transmite una cierta sensación de esperanza".

"Cuando la escuches, sabrás al instante que esta es una canción de Foo Fighters, tiene este principio acústico y, después, explota al final, justo al estilo de nuestra banda. Esa es la canción con la que me imagino saliendo al escenario delante de decenas de miles de personas, vamos a comenzar nuestros conciertos con ese tema y todos se van a unir cantando al mismo tiempo. Va a ser un momento de lo más emocionante y, después, vamos a reventarlo todo con tres horas de canciones de los Foo Fighters".

RockFM