Al nuevo disco de KK's Priest le falta un ex-miembro de Judas Priest: “Tuve un accidente muy feo”

Aunque se esperaba que el disco tuviera a tres ex-componentes de Judas Priest, solo han sonado dos
Al nuevo disco de KK's Priest le falta un ex-miembro de Judas Priest: “Tuve un accidente muy feo”

Tiempo de lectura: 3’

Tal y como informa Blabbermouth.net, el que fuera batería de Judas Priest, Les Binks, ha hecho la sorprendente confesión de que no ha estado involucrado con la grabación del primer disco de K.K's Priest, la nueva banda en la que se encuentran los ex-componentes de la legendaria banda de heavy metal inglesa K.K. Downing (guitarra) y Tim “Ripper” Owens (voz).

Cunado KK's Priest anunció su formación a principios de 2020, Binks apareció como miembro de la banda, y, además, en un principio, se contaba con él para formar parte del disco 'Sermons Of The Sinner', que verá la luz el próximo 20 de agosto bajo el sello de Explorer Music Group/EX1 Records. Sin embargo, a principios de este mes, se desveló que la batería del álbum, finalmente, ha sido grabada por Sean Elg (Deathriders, Cage) después de que Binks sufriea una lesión.

El músico de 69 años, que tocó en los discos 'Stained Class', 'Hell Bent For Leather' y 'Uleashed In The East', ha hablado sobre su ausencia en este nuevo trabajo en una entrevista con The Metal Voice: “Todo vino de un show que hicimos en Wolverhampton, en Steel Mill, con Ripper. Y eso fue todo, se suponía que iba a ser solo una noche. Creo que K.K disfrutó de volver al escenario y que le picó el gusanillo de volver a la carretera y tocar para los fans de nuevo”.

“Por lo tanto, me volvió a contactar poco tiempo después de aquello y me preguntó si me gustaría continuar con el proyecto como una banda que funcionara con regularidad. Yo acepté, porque pensé que sería una buena idea. Entonces él me dijo: 'Tenemos que componer algo de material fresco, grabar un disco y, después, salir de gira'. Lo preparó todo con el management y demás, y todo se veía de color de rosa. Ese era el plan, grabar un disco y salir directamente de gira”.

“Hicimos aquel show en noviembre de 2019 y ya estamos en 2021. Así que, por supuesto, las sesiones de grabación se montaron, pero tuve un feo accidente y me lesioné la muñeca junto en aquel momento, lo cual es muy mala suerte. No quería retrasarlo todo, porque sé que K.K está ansioso por salir a la carretera. Así que sugerí que utilizáramos a otros batería, de forma que el álbum pudiera seguir adelante y terminarse. Además, Ripper iba a volar de Reino Unido a América para grabar su parte. Por suerte, se las apañó para hacerlo antes de la cuarentena y el cierre de fronteras”.

El problema vino cuando Binks se dio cuenta de que su lesión en la muñeca era más seria de lo que pensaba: “Creía que solo tenía un esguince feo, pero me dijeron -después de que me hicieran una radiografía- que tenía una pequeña fractura. Eso pasó hace un tiempo, obviamente. Y entonces, por supuesto, pasó todo lo de la COVID, que lo fastidió todo. No solo para los planes que teníamos de salir de gira, pero para todo el mundo, toda la industria musical. Ha devastado el sustento de los músicos, de sus equipos de carretera, de los iluminadores -todo el mundo conectado con la música en directo y el entretenimiento. Ha sido un verdadero desastre”.

Parece que Les Binks, dada la situación, no será batería titular de KK's Priest, aunque sí que quiere hacer apariciones especiales cuando comiencen a salir de gira.

“Hablé con KK hace poco y me dijo que no parece que vayan a salir de gira hasta 2022, lo cual es el año que viene”, dice Les. “Así que no va a pasar nada en un tiempo. Me ha preguntado si aún me gustaría estar involucrado y le he dicho que sí. Puede que podamos llegar al punto en el que yo tenga un puesto de invitado especial o algo así. Pero, como digo, no se ha anunciado ninguna fecha aún, así que todo está en un estado incierto en aquel momento. Porque nadie sabe cómo va a salir la pandemia”.

RockFM