Lo nunca visto: Robbie Williams versiona este clásico de Oasis y no te dejará indiferente

Williams actuaba el 4 de junio en Stoke-on-Trent, en el estadio Vale Park, dando una sorpresa mayúscula a todos los asistentes

Tiempo de lectura: 2’

¿Robbie Williams cantando una canción de Oasis? Pues sí, eso es lo que ha ocurrido en un concierto que ofreció el cantante británico el fin de semana pasado. Williams actuaba el 4 de junio en Stoke-on-Trent, en el estadio Vale Park, dando una sorpresa mayúscula a todos los asistentes al versionar un clásico de Oasis. Sin duda alguna, algo nunca visto y que no ha dejado indiferente a nadie.

Robbie Williams, que incluyó algunas sorpresas en su set, tocó versiones de su antigua banda Take That, como "Do What U Like" o "Could It Be Magic". Pero, de forma diferencial, la mayor sorpresa llegó cuando interpretó "Don't Look Back In Anger", el mítico tema de Oasis. Un momentazo único del que puedes disfrutar a continuación:




Además, esta versión sorpresa tiene un trasfondo. Y es que, tal y como comentó el propio Williams sobre el escenario, en su etapa más temprana en la música le echaron de su grupo por "ir a Glastonbury y salir con los hermanos Gallagher". Una historia que relaciona a los Gallagher con Williams desde hace años.






HOMENAJE DE LIAM GALLAGHER A OASIS

Volver a los orígenes siempre suele ser algo muy recomendable. Más si cabe, cuando esos comienzos fueron de un éxito arrollador. Se ha convertido en noticia en los últimos días las imágenes de Liam Gallagher interpretando "Once" y "Morning Glory" en sus conciertos de Knebworth, que tenían lugar el pasado fin de semana, 3 y 4 de junio, en un lugar sagrado para él: Knebworth Park.

Con esos dos conciertos, Gallagher regresaba al lugar en el que, con total seguridad, Oasis marcó su gran hito. Allí, la banda británica realizó un par de espectáculos los días 10 y 11 de agosto de 1996 ante 250.000 jóvenes. Conciertos que batieron récords y definieron una época. Las entradas se agotaron en menos de un día y más del 2 % de la población británica intentó comprar entradas

Pues bien, la vuelta de Liam a este emblemático lugar se dio con dos espectáculos en solitario con las entradas agotadas, actuando ante más de 160.000 personas durante esas dos noches. El artista fue apoyado en la primera noche por Kasabian, Paolo Nutini, Amyl & The Sniffers y Pastel. Y en la segunda noche contó, de nuevo con, Kasabian, y con Michael Kiwanuka, Fat White Family y Goat Girl.






RockFM