Ozzy Osborune cuenta la escalofriante historia de cómo estuvo a punto de estrangular a Sharon hasta la muerte

El Príncipe de las Tinieblas acabó seis meses en rehabilitación tras intentar matar a su mujer por culpa de las drogas
Ozzy Osborune cuenta la escalofriante historia de cómo estuvo a punto de estrangular a Sharon hasta la muerte

Tiempo de lectura: 2’

En el recién estrenado documental 'The Nine Lives of Ozzy Osborune', que se ha estrenado en la cadena 'A&E', tanto el Príncipe de las Tinieblas como su esposa, Sharon Osbourne, han recordado uno de los episodios más fatídicos y terribles de la vida de sus vidas y de su historia como parteja: el momento en el que, habiéndose drogado, Ozzy intentó estrangular hasta la muerte a su esposa. Por suerte, Sharon pudo luchar por su vida y salvarse de las manos de su marido en el último momento.

Según Sharon, todo comenzó después de acostar a sus hijos, momento que aprovechó para sentarse un rato a leer una noche cualquiera. "Entró en el cuarto", cuenta Sharon según The Sun. "No tenía ni idea de quién estaba sentado al otro extremo del sofá, pero ese no era mi marido. Había llegado a una fase donde tenía una extraña mirada en sus ojos, la persianas estaban bajadas y no podía verle del todo bien. Entonces lo único que me dijo fue: 'Hemos llegado a la decisión de que tienes que morir'".

"Estaba calmado, muy calmado, y entonces, saltó encima de mí, se me puso encima y comenzó a estrangularme. Acabé en el suelo, él seguía encima y y yo estaba intentando poner la mano en la mesa para buscar algún objeto", recuerda Sharon, cuyo instinto en aquel momento fue, por suerte, el de luchar por su vida. "Sentí que mi mano estaba junto al botón del pánico y lo siguiente que recuerdo es que la policía estaba allí".

Ozzy ha admitido que ese momento "no es precisamente uno de sus grandes logros" y ha narrado lo poco que recuerda de aquella noche: "Me sentí lo más calmado y en paz que he estado nunca en mi vida, todo era realmente tranquilo... Todo lo que recuerdo es despertarme en una celda de Amersham y preguntarle al policía: '¿Por qué estoy aquí? Entonces me dijo: '¿Quieres que te lea tus cargos?'. Así que comenzó a leer: 'John Michael Osbourne, has sido arrestado por intento de asesinato'".

¿Qué pasó entonces? Pues que Ozzy tuvo que pasar seis meses detenido en una institución médica para poder rehabilitarse, gracias a que, por suerte, no acabó con la vida de su mujer. Sharon, mientras tanto, con su más que infinita paciencia y, suponemos, mucho miedo, intentó dilucidar qué pasaría con su matrimonio si el cantante no dejaba de tomar drogas a ese nivel: "Le dije. 'No quiero el dinero... pero si vuelves a hacer esto, o te voy a matar o me vas a matar tú. ¿Quieres eso para nuestros hijos?'".

RockFM