Ozzy Osbourne se "baña" en metal precioso gracias a "Crazy Train" y "Mr. Crowley"

Las ventas de sus dos clásicos han vuelto a batir un nuevo récord
Ozzy Osbourne se "baña" en metal precioso gracias a "Crazy Train" y "Mr. Crowley"

Tiempo de lectura: 2’

Según informa Blabbermouth.net, Ozzy Osbourne ha vuelto a "bañarse" en metales preciosos gracias a las ventas de "Crazy Train" y "Mr. Crowley" en Estados Unidos. Y es que resulta que la primera de ellas ha alcanzado el certificado de cuádruple platino por la RIAA (Recording Industry Association Of America) el pasado 1 de septiembre, al haber vendido ya cuatro millones de unidades. El mismo día, "Mr. Crowley" consiguió alcanzar el certificado de "canción de oro", al vender medio millón.

Cabe destacar que, según la RIAA, una venta de canción equivale a la compra del single de forma física o digital, además de a 150 escuchas en cualquier plataforma de vídeo o de streaming.

"Crazy Train" y "Mr. Crowley" aparecieron originalmente en el álbum de debut en solitario de Ozzy Osborune, el emblemático 'Blizzard Of Ozz' de 1980. Este álbum, además, ya ha sido cercificado como quíntuple platino, más concretamente el 15 de agosto de 1997.

'Blizzard Of Ozz', además, fue reeditado en 2011, en una versión restaurada y remasterizada de las grabaciones originales. Fue puesta a al venta por separado o como parte de una caja en la que también se encontraba el disco de 1981 'Diary Of A Madman', tanto el CD como en vinilo y con un libro de 100 páginas, así como un DVD documental.

Ambos discos fueron grabados poco después de que Ozzy fuera expulsado de Black Sabbath y marcaron, además, el histórico dueto entre el vocalista y el hacha Randy Rhoads. Osbourne nunca dudó de que, con su música y compañeros, iba a triunfar en solitario, según declaraciones a The Pulse Of Radio hace ya algunos años: "Lo sabes pero al mismo tiempo no porque, quiero decir, estás entrando en nuevos territorios. Habiendo sido despedido de la manera en la que lo fui por Black Sabbath, hubo mucha rivalidad entre ellos y yo. Tenía todo por ganar, pero nada que perder".

RockFM