Ozzy Osbourne desvela la fecha concreta de su retirada: "Podría ser peor... podría ser Sting"

El Príncipe de las Tinieblas, Ozzy Osbourne, tiene claro el día en el que se bajará de los escenarios
Ozzy Osbourne desvela la fecha concreta de su retirada: "Podría ser peor... podría ser Sting"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para The Mirror, el Prícipe de las Tinieblas, Ozzy Osborune, ha hablado sobre la fecha de su retirada, así como sobre su último disco, 'Ordinary Man' y su diagnóstico de Parkinson, del que afirma que "nadie tiene ni idea".

En cuanto a la pregunta más acuciante, la de cuándo colgará el micrófono y se bajará del escenario de forma definitiva, el bueno de Ozzy tiene pensada la fecha concreta, aunque, con suerte, será dentro de mucho, mucho tiempo: "¿Sabes cuándo me voy a retirar? Cuando pueda escucharles poniendo los clavos en mi ataúd. Y aún así, después, me levantaré y haré un jodido bis. Por algo soy el Príncipe de las Tinieblas", afirma.

"Cuando escuchas a la audiencia saltando, es un sentimiento mejor que un orgasmo. Es la aventura amorosa más grande de toda mi vida. La fiesta sigue, tío. Me siento honrado de que la gente todavía quiera verme. Soy Ozzy Osborune, pero podría ser peor... podría ser Sting".

No hay duda, sin embargo, de que una de las mejores cosas que le han podido pasar a Ozzy ha sido encontrarse con Andrew Watts y Post Malone, productor y colaborador, además de artífices indirectos, del nuevo disco de Ozzy, 'Ordinary Man', que ayudaron al vocalista a salir de un bache anímico provocado por su delicado estado de salud.

"Es la mejor medicación he recibido en mucho tiempo. Grabar el disco salvó mi vida. Soy un hombre muy afortunado por poder seguir aquí hablando contigo sobre mi vida. Todo sigue adelante. Ahora mismo, aquí mismo, hoy. Estoy jodidamente bien", afrima.

"Y aún no he acabado. Tengo mucho por hacer. Vamos a grabar otro disco. Mi padre decía que siempre sería grande en algo algún día. 'O vas a hacer algo especial o vas a ir a la cárcel'. Tuve un sueño y se volvió realidad. Tengo una buena vida", dice Ozzy.

En cuanto a su diagnóstico con Parkinson, Ozzy también ha explicado cómo se lo tomó en un primer momento.

"La pregunta principal, para mí, fue: '¿Es esto una enfermedad terminal?'. Entonces, el médico me dijo: 'No, pero la vida sí lo es'. Es algo más a lo que tengo que enfrentarme, pero no estoy preocupado por el Parkinson".

"No tengo ningún secreto. El shock inicial es asumir que tienes Parkinson. Nadie sabe qué cojones es. Yo no sabía nada sobre la enfermedad, más allá del nombre de la misma":

Entonces, su esposa, Sharon Osbourne, intervino para contar una pequeña anécdota que aplicó a la situación actual de su marido.

"¿Por qué debería ser un pequeño secreto? Siempre ha andado raro de todas formas, así que, que le den. No vamos a hacer nada de forma diferente. Nada de lástima, él no necesita que sientan eso por él. Lo único que requiere es un escenario".

"Puede que no vaya a poder correr de un lado para otro como hacía antes, pero todavía tiene su voz y sigue siendo un cabrón divertido. Su voz es su legado, escuchas una nota y sabes que es Ozzy. Todo lo que quieres decir está aquí, en su música".

RockFM