Ozzy Osbourne explica por qué dejó de consumir ácido: “Hablé con un caballo durante una hora”

El Prínicipe de las Tinieblas tuvo que dejar las drogas psicodélicas después de que la situación se le fuera de las manos

Tiempo de lectura: 2’

Si algo ha consumido Ozzy Osbourne a lo largo de su carrera eso son drogas de todos tipos, formas y colores. Eso sí, no siempre le han sentado bien. Ahora, el Prícipe de las Tinieblas ha desvelado cómo, en los '70, tuvo que dejar de consumir ácido después de acabar hablando una hora con un caballo. (vía NME)

Ozzy ha explicado todo esto en una nueva entrevista hablando sobre el proceso de factura del 'Vol.4' de Black Sabbath, la cuarta entrega discográfica del legendario grupo de heavy metal que se creó durante una de las etapas más erráticas de la historia de la banda”.

"Vivíamos juntos en una casa en Los Ángeles, ensayábamos allí, nos drogábamos mucho y grabábamos un disco: sencillo", dice Osbourne. "Eran buenos tiempos".

"En aquella época, en Estados Unidos, a la gente le gustaba mucho echarle ácido a las bebidas", continuó Osbourne. "A mí no me iba eso. Me tragaba puñados de pastillas de una sentada. El final llegó cuando volvimos a Inglaterra”.

"Me tomé 10 pastillas de ácido y luego me fui a dar un paseo por un campo. Me quedé hablando con un caballo durante una hora. Al final, el caballo se dio la vuelta y me mandó a la mierda. Eso fue todo para mí".

En 2018, Osbourne explicó que ya no consumía drogas ni bebía alcohol: "Ya no bebo alcohol, no fumo tabaco. No consumo drogas... me va bien”.

"Ahora pienso: '¿Cómo pude pensar que entrar en un bar y emborracharme y consumir toda esa cocaína era divertido?".

Continuó: "He llegado a pensar que si ahora mismo tuvieras una pistola, una bolsa de cocaína y un galón de alcohol y me dijeras 'elige', cogería la pistola. No merece la pena".

El 'Vol.4' y la locura en Bel Air

El proceso de creación del cuarto disco de Black Sabbath es bastante infame a causa de todo el abuso de drogas que los músicos llevaron a cabo durante aquella época. Según ellos mismos, sus gastos sólo en cocaína ascendieron a 75.000 dólares, equivalente a unos 470.000 de dinero actual.

"Te lo puedes creer o no, pero el disco costó unos 65.000 dólares y nuestros gastos en cocaína eran de unos 75.000", admitió Geezer Butler el año pasado.

"En aquel momento, la cocaína era buena y nos la solían traer en un jet privado. Ese es el motivo por el que tantos músicos venían a nuestra casa en aquella época, haciendo como que nos querían visitar. En verdad éramos unos malditos traficantes si lo piensas", reconoció Tony Iommi.

"Nos quedamos muchas noches hasta tarde, nos quedábamos despiertos toda la noche", recordaba Ozzy Osbourne.

"Hay algunas cosas sobre las que no puedo hablar, no me gusta sacar ese tema. Ahora tengo nietos, ¿sabes? Prefiero mantenerme al margen", continuó Bill Ward.

"Tienes que tener en cuenta que veníamos de los peores barrios de Birmingham y, de repente, teníamos una casa en Bel-Air con un disco de éxito. La gente conocía nuestra música y nostros éramos los reyes del mundo. Así que experimentamos todo lo que pudimos", añadió Osbourne.

Escucha en directo Rock FM, la radio donde puedes escuchar una hora de rock sin pausa. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de Rock FM para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, Rock FM encontrarás el mejor contenido sobre tus bandas de rock de cabecera, los temas que no puedes dejar de escuchar, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

RockFM