Ozzy Osbourne vende murciélagos de peluche decapitados para celebrar el aniversario de su momento más famoso

Nadie se olvida, aún, del momento en el que Ozzy Osbourne le mordió la cabeza a un murciélago
ctv-xhh-ozzy-osbourne-straight-to-hell

Tiempo de lectura: 2’

¿Te puedes creer que ayer hizo 38 años del momento en el que a Ozzy Osbourne se le ocurrió arrancarle la cabeza, de un mordisco, a un murciélago, en pleno concierto? Sí, uno de los momentos que cambiaron la carrera del cantante para siempre tuvo lugar un 20 de enero de 1982 en el Veterans Memorial Auditorium de Des Moines, en Iowa. 

“Inmediatamente algo se sintió mal. Muy mal. Para empezar, mi boca se llenó de un líquido caliente y gelatinoso con el peor sabor que te puedas imaginar. Podía sentirlo manchando mis dientes y cayendo por mi cara. Entonces la cabeza en mi boca se sacudió”, narró Ozzy en su libro de 2009 'I Am Ozzy'. 

Ahora, para conmemorar esta efeméride, el vocalista ha puesto a la venta un murciélago de peluche -con la cabeza separable del cuerpo- a un precio de 40 dólares en su página web. Ozzy afirmó que pensaba que el murciélago era un juguete que le había tirado alguien del público, pero pronto se dio cuenta de que no. Ahora, al menos, si ve un murciélago tirado en el escenario, habrá más posibilidades de que sea de peluche. 

Por si no lo sabías, antes de morir a causa del mordisco de Ozzy, el murciélago le pegó un buen mordisco en la boca al cantante, que tuvo que tratarse ante la posibilidad de contraer la rabia, en una situación de lo más peligrosa y repugnante. “Le cegarían las luces o algo, porque se quedó ahí para do y pensé que era de juguete. Simplemente me lo llevé a la boca. Entonces sus alas comenzaron a agitarse y yo me quedé en shock. Intenté sacármelo tan rápido que le arranqué la cabeza”, narra Ozzy. 

Aquí tienes unos fotogramas del momento:

RockFM