Paul McCartney y "diez abogados" controlan el destino de Lisa Simpson

Paul McCartney lleva imporniendo un rasgo de la hija mediana de Los Simpson desde 1995
Lisa Simpson y Paul McCatney en el capítulo 'Lisa the Vegetarian'

 

Tiempo de lectura: 2’

No nos cabe duda de que Paul McCartney es un hombre ocupado. El ex-integrante de The Beatles ha tenido, a lo largo de su vida, una enorme relevancia en la cultura occidental de los últimos 30 años y, sin embargo, tiene una fijación muy especial con Los Simpson, serie en la que apareció -como todo famoso que se precie- en el año 1995. Lo que hasta ahora no sabíamos, es que el músico controla un importante rasgo de Lisa Simpson, la hija mediana de la familia amarilla. 

Así lo han confirmado los guionistas de la serie, que, en recientes declaraciones, han afirmado que McCartney comprueba, de cuando en cuando, que Lisa sigue siendo vegetariana, una condición clave que el artista puso para ceder su imagen durante su aparición en la serie, más concretamente en el capítulo 'Lisa The Vegetarian' que se emitió hace la friolera de 24, ya casi 25, años. 

Así lo afrimó David Mirkin, guionista de la serie y, por cierto, también vegetariano, en una entrevista con el programa Radio Times, en la que declaró lo siguiente: "McCartney siempre comprueba que Lisa sigue siendo vegetariana y siempre está rodeado de nueve o diez abogados, lo cual da mucho miedo"

Lo cierto es que esto no es ninguna tontería, a fin de cuentas The Simpson es una de las series de televisión más influyentes e importantes de las últimas décadas y un elemento clave como espejo de la cultura contemporánea, sobre todo en lo que a Estados Unidos y a su forma de ver el mundo se refiere. Yeardley Smith, la actriz que le da la voz a Lisa, ha explicado en varias ocasiones, que su personaje siempre ha sido un altavoz para concienciar sobre los problemas que atañen a la sociedad: "Lisa es realmente efectiva como forma de dar un mensaje de manera sofisticada y adulta", explica. 

Parece que, de momento, Lisa no volverá a probar la carne y, si alguien intenta lo contrario, se tendrá que ver las caras con Sir Paul McCartney y sus diez abogados primero. 

RockFM