Paul Stanley (Kiss) condena la brutalidad policial que ha acabado con la vida de un hombre afroamericano en Minneapolis

Paul Stanley arremete contra la brutalidad policial que ha acabado con la vida de George Floyd
Paul Stanley (Kiss) condena la brutalidad policial que ha acabado con la vida de un hombre afroamericanoo

Tiempo de lectura: 2’

El frontman de Kiss, Paul Stanley, ha condenado el asesinato de George Floyd, un hombre afromericano que, sin estar armado, fue víctima de un acto de brutalidad policial que acabó con su vida en Minneapolis esta semana.

El pasado lunes, 25 de mayo, Floyd murió después de que la policía le arrestara a las puertas de una tienda de alimentación, acusado de haber utilizado dinero falso. El momento fue grabado por varios ciudadanos, mostrándose en el vídeo cómo un agente de policía apoyaba su rodilla en el cuello de Floyd sin dejarle respirar durante al menos ocho minutos. En el metraje, Floyd le pide a los agentes que "no le maten" y les repite que "no puede respirar". Los policías le ignoran y, en cierto momento, el hombre deja de moverse y de hablar.

Destrozado por esta situación, Stanley acudió a su cuenta de Twitter para afirmar lo siguiente: "Estoy asqueado y desmoralizado tras ver los más recientes vídeos e incidentes de fanatismo desmedido, racismo y lo que claramente parece ser el asesinato a sangre fría de un hombre afroamericano. La sensación de miedo, de caza y la falta de justicia de los que han perpetrado esto es una constante en la vida diaria de la gente afromamericano. Me cuesta imaginar cómo tiene que ser".

"Cuando una pandilla armada de gente blanca puede entrar en un edificio del gobierno sin repectusiones o consecuencias, hace falta imaginación para visualizar cuál sería el resultado de la misma situación si la gente hubiera sido de color. Demasiada gente ha perdido el foco de lo que es ilegal y está ciega ante la inmoralidad. Tenemos que ser mejores que esto".

We have to be better. pic.twitter.com/viGWdG7dmo

La policía de Minneapolis ha declarado que Floyd encajaba con el perfil de un sospechoso de una falsificación que tuvo lugar en una tienda de alimentación y que se resistió al arresto. Tanto el policía que perpetró el acto como tres compañeros suyos fueron despedidos al día siguiente de la muerte de Floyd.

Esperemos no tener que volver a presenciar episodios tan terribles, crueles y despiadados como este.

RockFM