Paul Stanley habla de la primera vez que vio a Led Zeppelin en directo: “Nunca he visto algo tan perfecto”

El frontman de Kiss recuerda con mucho cariño el recuerdo de su primer concierto con Led Zeppelin
ctv-skk-stanley-y-page

Tiempo de lectura: 2’

Todos hemos querido ver a nuestros héroes musicales en directo con ardiente pasión y ganas cuando éramos más jóvenes o incluso niños. Esa sensación de emoción, de nervios y de euforia que uno tiene la primera vez que ve a su banda favorita en directo es irrepetible pero inolvidable. Y es que esa primera vez nunca vuelve a suceder pero nos pasamos la vida intentado volver a sentir lo que aquel show nos provocó aquel día. Y es que para las grandes estrellas, como es el caso de Paul Stanley, frontman de Kiss, sucede exactamente lo mismo. 

En una nueva entrevista para el programa Let There Be Talk, Stanley ha recordado la primera vez que pudo ver a Led Zeppelin en directo cuando tenía tan solo 17 años y vivía en Nueva York. “Vi a Led Zeppelin por primera vez, si no recuerdo mal, en agosto de 1969. Estaban entre su primer y su segundo álbum. Recuerdo escucharles tocar 'What Is And What Should Not Be', un par de esas canciones”, ha rememorado, explicando que uno de los detalles que más le llamó la atención fue la guitarra de Jimmy Page.

Me volvieron loco. Aún hoy, todavía no he visto nada tan perfecto. No solo en términos de sincronía y por el hecho de que todo el mundo estaba en el mismo terreno de juego. Era la energía sexual que desprendía el escenario, la extravagancia y la actitud arrogante. La respaldaron. Creo que sabían lo geniales que eran”, contaba emocionado. 

La banda estuvo espectacular y tocó realmente bien, estuvieron increíbles. Robert Plant cantaba como si fuera de otro planeta. Llegaba a las notas sin esfuerzo. Tenían tanto carisma a la hora de hacer cualquier cosa. Me dejaron con la boca abierta”, continuó. 

Los años pasaron y Paul Stanley tuvo la oportunidad de conocer a su ídolo, Jimmy Page, en persona. De hecho, ambos acabaron siendo amigos. “Es genial haber sido un niño que iba a ver a Led Zeppelin y, después, tocar en Londres y que Jimmy nos viera. Después de aquello, nos fuimos a cenar y salimos alguna vez a tomar té y a comer”, afirmó. “Hay un dicho que afirma que nunca deberías conocer a tus héroes y la gente a la que admiras porque, francamente, tienden a ser gilipollas”, prosiguió. “Sin embargo, Jimmy es todo lo contrario. Vive y respira la música, es un tío maravilloso y uno de los guitarristas más importante e influyentes, no solo en términos de tocar, sino también de visión. Lo que creó era sinfónico. No es tan simple como una guitarra, un bajo, una batería y un cantante. Lo que hizo en aquellos discos tenía muchísimas capas y tapices de todos tipos. Ha pintado con un pincel maravilloso y una increíble paleta de colores, así que está realmente alto para mí”, concluyó. 

Stanley conoció a Page por primera vez en 1976, cuando la banda estaba grabando su álbum 'Destroyer' y Led Zeppelin estaba trabajando en la banda sonora de 'The Song Remains The Same' y ambas bandas se juntaron en el recibidor del mismo estudio de grabación. Aquella casualidad llevó a que ambos músicos forjaran una gran amistad. 

RockFM