El payaso triste que tiene una voz portentosa y versiona temazos de rock... pero sigue deprimido

Hoy te presentamos a Puddles Pity Party, la historia de un payaso triste con una gran voz 
ctv-6tl-payaso-triste-rock

Tiempo de lectura: 2’

Los payasos, esos seres que tanto dividen al mundo. Hay gente a la que ver a una persona con la cara pintada con rasgos extagerados le hace gracia y, por otro lado, hay otros a los que les inspiran temor o incluso tristeza. Y es que los payasos, a día de hoy, son más conocidos por protagonizar películas de miedo que por hacer reír a nadie. Por otro lado, también están los payasos tristes. La figura del hombre que debería hacer feliz a los demás con su sonrisa, deprimido, abatido, hundido se convierte en un pozo de tristeza, en un foco de antención y en un verdadero oxímoron, que nos conmueve y nos horroriza a partes iguales. 

Sin embargo, hemos venido a hablar de música y, por eso, te traemos la historia de Puddles Pity Party, un payaso triste pero con una gran voz que ha conseguido hacerse un hueco en internet cantando grandes temas del rock tales como el “Losing My Religion” de R.E.M. o el “Crazy Train” de Ozzy Osbourne

Su historia comienza en 1998, cuando el enrome payaso entra a un bar y pide una soda. Está triste y se queda sentado mirando a su bebida. El camarero de aquel local, el Star Community Bar de Atlanta, se le queda mirando. Le llama la antención. 

Mike, así es como se llama el encargado de servirle la bebida, le recuerda así: “Había un pesar en su mirada. Sabía que no estaba de humor para charlar, así que le dejé en paz hasta que le di algo de mostaza cuando sacó una cebolla y un mendrugo de pan de su bolsillo. Un par de semanas después volvió y me dio un panfleto de un show que iba a hacer en un mercadillo. El sistema de sonido era una bastura, pero su voz era otra cosa. He estado en unas cuantas bandas y no esperaba mucho de un payaso cantando karaoke. Que me parta un rayo si su manera de cantar no me emocionó”. 

Ambos se hicieron amigos durante mucho tiempo y Mike, Big Mike, como a él le gusta hacerse llamar, comenzó a hacer de su compañero de aventuras con una nueva banda en formato de dúo, Puddles Pity Party. Además de tocar con él, Mike también hace las veces de su representante, porque el payaso ha elegido estar en siempre en silencio y abrir la boca solo para cantar. 

Ahora, después de conocer su historia, te toca escucharles: 

RockFM