Las peores caídas de las estrellas de rock "on stage"

A veces, los conciertos de las grandes estrellas de rock pueden acabar "con muy mala pata"
ctv-ftz-ap 907718068226
RockFM

Locutora RockFM

Tiempo de lectura: 2’

El escenario puede convertirse en una trampa mortal: agujeros, cables, instrumentos, pedales... hay que andarse con mucho ojo. Y si por lo que sea, te despistas, puede que te acuerdes de esa pérdida de concentración toda tu vida. Afortunadamente, estos accidentes no pasaron a mayores. Por eso los recordamos a continuación:

1. James Hetfield.
Fue en Ámsterdam, en 2007, cuando el frontman de Metallica no vio el hueco que había en el escenario y cayó en él irremediablemente. El equipo de seguridad fue a socorrerlo y Hetfield dijo que estaba bien, pero su ego no tanto. Por suerte, pudo continuar con el concierto:

2. Dave Grohl.
El público sueco de Foo Fighters fue testigo, en 2015, de una de las caídas más memorables de los últimos tiempos. Sobre todo por lo que pasó después. ¿Quién no recuerda el trono de hierro que se hizo Dave Grohl para poder continuar con la gira a pesar de tener la pierna escayolada? Más tarde se lo prestaría a Axl Rose. Pero de eso hablaremos más adelante. Volvamos al percance de Dave: una mala caída en pleno directo hizo que se fracturara la pierna. Mientras le atendían, él le iba explicando a su público qué es lo que estaba pasando.

"Creo que me he roto la pierna. En serio, creo que me he roto la pierna, de verdad. Pero os prometo que Foo Fighters vamos a volver y terminar el concierto. Pero ahora me tengo que ir al hospital a que me arreglen la pierna. Volveremos a tocar para vosotros. Lo siento."

Pero ni falta que hizo. Al cuarto de hora, ya le habían inmovilizado la pierna y regresó para cumplir con su promesa. Mucho antes de lo previsto, desde luego. Aquí tienes ese momentazo:

3. Axl Rose.
Más de 20 años tuvieron que pasar para que Axl y Sash volvieran a coincidir en un escenario. Y la gira más esperada de las últimas décadas no empezó con buen pie.
En el "concierto sorpresa" que dieron en Los Angeles en 2016, Axl Rose se resbaló caminando hacia atrás y la gravedad jugó sus cartas:

“Esto es lo que pasa cuando haces cosas que no hacías en 23 años”
-Axl Rose en sus Redes Sociales-

¿El resultado? Contra todo pronóstico, y a pesar de que se rompió el quinto metatarso de su pie izquierdo, no cancelaron ningún concierto del tour. Todo lo contrario. Dave Grohl le prestó a Axl el ya conocido como "trono del rock" para que pudieran continuar con sus planes sin problemas. Y así fue:

4. Steven Tyler.
El concierto de Aaerosmith que acabó en tragedia tuvo lugar en 2009, en el "Sturgis Motorcycle Rally", un emblemático recinto al oeste de Dakota del Sur. Todo iba bien hasta que Steven Tyler, en mitad de la plataforma, hizo un baile de los suyos. Hasta ahí todo bien, solo que en esta ocasión el final no fue, digamos, el esperado:

Como consecuencia de esa aparatosa caída, miembros del equipo de "Los chicos malos de Boston" se tuvieron que llevar a Steven Tyler al hospital. Diagnóstico: rotura de clavícula. Desenlace: gira pospuesta.

Coninuará...

RockFM