Phil Campbell desvela su ritual con Lemmy (Motörhead) que nunca dejaría repetir a su nueva banda

El guitarrista de Motörhead, Phil Campbell, admite que no querría volver a coger esta costumbre
Phil Campbell desvela su ritual Lemmy (Motörhead) que nunca dejaría repetir a su nueva banda

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con la revista Classic Rock, Phil Campbell, guitarrista de Motörhead, ha explicado qué ritual que tenía con Lemmy no permite ahora que su banda repita. No cabe duda, sin embargo, de que la dinámica de este conjunto es muy distinta a la que tenía Motörhead, dado que Phil Cambpell comparte escenario junto a sus hijos: Todd, Dane y Tyla.

Esta formación, Phil Campbell & The Bastard Sons, se formó en 2015 tras la muerte de Lemmy Killmister y la disolución de Motörhead. Ahora, el guitarrista explica cómo los tiempos han cambiado y, con ellos, también sus costumbres.

"Soy más estricto de gira. Bueno, mientras no estén borrachos antes del show estoy contento. Algunos de ellos se pueden tomar una botella de cerveza media hora antes de salir al escenario, lo cual me parece totalmente aceptable. Ya sabes, con Motörhead, Lem y yo no solo nos bebíamos una botella. Sin embargo, era una banda diferente y son tiempos distintos".

El de los Bastard Sons es un nombre molón, de eso no cabe duda, pero para Campbell no tiene que ser muy cómodo teniendo en cuenta que buena parte de la banda son sus hijos de verdad.

"No les llamo bastardos, les llamo por sus nombres. La idea del nombre de la banda fue del cantante Neil Starr. Como comprenderás, mi mujer no se lo tomó bien en absoluto. Ahora, parece que se escucha más, el nombre es más popular. Incluso nos mencionan en algunas radios. Sabemos nuestras limitaciones, no íbamos a vender muchos discos llamándonos Take That".

Lo que Campbell reconoce es que el "ADN de Motörhead" sigue integrado en su nueva música. "No puedo cambiar mi alma de un día para otro", explica. "Obviamente hay guiños a Motörhead, aunque sigue siendo una dinámica diferente. Esto sobre todo lo provoca el hecho de que hay generaciones muy distintas en la banda, tenemos muchas influencias diferentes".

Tan joven es la banda, que el cantante, Neil Starr, "no sería capaz de decirte el nombre de un disco de Black Sabbath o del cantante de Deep Purple. Viene de un punto de vista musical completamente distinto. Eso me tiene alerta todo el rato".

RockFM