Phil Campbell (Motörhead): "Así me enteré de que Lemmy se había muerto"

El que fuera guitarrista de Motörhead explica cómo se enteró de que su compañero de banda había fallecido
Phil Campbell (Motörhead): "Así me enteré de que Lemmy se había muerto"

Tiempo de lectura: 3’

Este año, dentro de tan solo unos pocos días, se cumplirán cinco años desde la muerte de uno de los mitos más grandes de la historia del rock, Ian "Lemmy" Kilmister. Como puede que recuerdes, el frontman de Motörhead celebró su 70º cumpleaños el 24 de diciembre de 2015 y, dos días después, se enteró de que tenía un cáncer muy agresivo. Dos días después, el 28 de diciembre de 2015, el legendario bajista y cantante nos dejó.

Ahora, en una nueva entrevista con Trunk Nation With Eddie Trunk, programa de Sirius XM, el que fuera guitarrista de Motörhead, Phil Campbell, ha explicado cómo se enteró del fallecimiento de su amigo y compañero.

"Llamé a Lem en su cumpleaños, como siempre, y no me cogió el teléfono. Por eso, hablé con el mánager de la banda, Todd Singerman, y le pregunté cómo estaba Lemmy. Él me dijo, 'Pues no muy bien. Quizás Mikkey Dee (batería de Motörhead) y tú os podríais acercar a verle y animarle un poco'. Por desgracia, 30 minutos después, Todd me llamó para darme las malas noticias. Debió irse realmente rápido al final, la cual, probablemente, sea la mejor manera de irse".

Lemmy, como puede que sepas, tuvo que lidiar con distintos problemas de salud en sus últimos años de vida, incluyendo problemas de corazón, que le obligaron a dejar de fumar y de beber.

En estos últimos meses de 2015, Motörhead tuvo que cancelar varios conciertos, aunque consiguieron completar la fecha final de su gira europea el 11 de diciembre de 2015.

"Lemmy hizo todo lo que pudo, tocando hasta el final", reconoce ahora Campbell. "Estaba muy orgulloso de él. De verdad, Lem solo quería seguir adelante, no podíamos esperar otra cosa de él. Era una leyenda".

"Los shows fueron duros de completar, pero no fueron malos. La cagamos en un par de temas algo difíciles en algún punto, pero, en general, los conciertos fueron fantásticos hasta el final. Lo que sí que es cierto es que se sentía que Lemmy lo estaba dando todo, pero no fue la primera persona en el mundo que metía la pata en tu tema difícil. No cometió tantos errores, de verdad, se ha exagerado mucho esa historia. Los conciertos finales de Motörhead fueron, en general, buenos".

A todo esto, pasados cinco años de su muerte, ¿habrá un concierto tributo a la figura de Lemmy en el futuro próximo? Phil ha respondido a esta pregunta.

"Sí, lo llevamos pensando mucho tiempo. Sin embargo, queremos asegurarnos de que se haga correctamente. La gente tiene que ensayar, no queremos tener a demasiados músicos. Viene mucha gente diciéndonos que se sabe 'Ace of Spades' y luego cantan el primer verso dos veces. Ya me han pasado cosas así antes. Así que, sí, el homenaje lo tenemos en mente, pero tenemos que contar con que las personas adecuadas estén disponibles, lo cual es una pesadilla. Pero sí, un día haremos algo espectacular, tiene que hacerse".

Lemmy vivió durante más de 20 años en una casa en West Hollywood, California, negándose a regresar a vivir a su Inglaterra natal. El músico pasaba la mayor parte de su tiempo a solas en su apartamento, de solo dos dormitorios, que tenía en propiedad desde que llegó, por primera vez a Los Ángeles.

¿Por qué Lemmy nunca se mudó a una mansión con los ricos y famosos en el distrito de Hollywood Hills? En 2009, el legendario músico lo explicó.

"No me lo puedo permitir, no hemos vendido tantos discos. De hecho, escribí la letra de 'Mama, I'm Coming Home' para Ozzy Osbourne e hice más dinero con aquel tema que con todos los discos de Motörhead".

"No voy a morir pobre, pero no soy rico. Pago impuestos en Estados Unidos, pero no soy un ciudadano. No me quieren dar la ciudadanía. Me pillaron con un par de sedantes en la Nochevieja de 1971, así que, obviamente, soy una amenaza para los niños de Estados Unidos".

RockFM