El Pirata: "Cada uno hemos hecho de nuestra casa el castillo que nos defiende del mal que acecha ahí afuera"

El Pirata, desde el refugio que es su casa, te cuenta cómo lleva los últimos días de "confitamiento"
ctv-nai-piri noti vivir

 

Tiempo de lectura: 3’

Aquí seguimos una semana más, cruzando la cuarentena de días en los que la casa de cada no es que haya sido el refugio si no que es el único lugar a donde ir. Sabina, en sus tiempo mas desmadrados, decía aquello "Como fuera de casa de uno, en ningún sitio", en cambio Phil Anselmo, el poderoso cantante de Pantera decía que su casa es el mejor lugar del mundo. Te inclines por uno o por otro la única realidad es que cada uno hemos hecho de nuestra casa el castillo que nos defiende del mal que acecha ahí afuera.

No se tú, pero conozco a mucha gente que se parapeta detrás de sus discos, sus docus y sus conciertos grabados para que la depre de que no te de el aire en la jeta no sea peor que el propio trotavirus, gente que va a clase de guitarra por Skype, discos que jamás estuvieron tan ordenados,  números de revistas legendarias que emergen poderosos del cofre de tesoros que auaunque no seas un pirata, todos tenemos en algún rincón de nuestra guarida. El tiempo que nos queda cada día después de lidiar contra lo de fuera y lo de dentro de la casa, se invierte en recuperar los cimientos de lo que marco nuestra vida. Ahora, con menos prisas que antes y después de ver que cada uno vende su moto informando sobre la pandemia como más le interesa, estamos volviendo a cimentar nuestra cultura.

Volviendo a ver como Lisa Fischer se deja el alma en Gimme Shelter en un concierto de lo Stones en alguna parte y que es tu vídeo favorito de la banda, releyendo aquel reportaje que el Mariskal hizo para la Jevy donde ponía a Metallica contra las cuerdas. Y ese disco que mil veces habías tenido como música de fondo y que hace pocos días recibió de nuevo tu exclusiva atención de cabo a rabo por que como ahora no tienes que volver del curro a casa inviertes ese tiempo en devorarlo una vez mas enterito.

El "confitamiento" nos ha traído la necesidad de volver a vivir lo que ha marcado nuestra vida para siempre, una cultura y forma de vivir que, dejémoslo claro de una vez, es la mejor que puede recibir un ser humano desde hace sesenta años en este planeta. La fonoteca, hemeroteca del rock mas grande o mas pequeña que cada uno tiene en su castillo, brilla ahora con una intensidad que hacia tiempo no tenia. Y eso es lo único que vale. A eso nos agarramos en este tiempo y la verdad: ¡Cómo mola!.

El "trotavirus" nos ha traído algo bueno y es esto, más margen de tiempo para reafirmarnos en lo que nos electriza, nos gusta y nos da vida. Además cuentas, como siempre, con tus aliados de la radio, que ponemos arriba la mañana durante 6 horas de lunes a viernes y después sigue la impresionante descarga de cultura y actualidad Rock que los compis generan a mansalva en Rock FM. Sin olvidar la frenética actividad que nos traemos en las redes para aportar con vídeos, escritos y con todo lo que nuestra creatividad genera, entretenimiento rock para tiempos oscuros como estos. Gracias a la web y las redes podemos hacer que el Mariskal fusione las culturas del rock y del vino, que músicos entrevisten a músicos, que músicos toquen solo para ti o que vayamos enseñando a los que vienen con ese invento maravilloso que estamos poniendo en marcha y que se llama ROCK EN FAMILIA, vaya, que entre ROCK FM  y la web y redes de ROCK FM tenemos suficiente artillería como para matar mil veces los daños colaterales con los que el puto trotavirus ataca al alma.


Con todo esto que te digo, creo que podemos sentirnos a salvo CADA UNO EN SU CASA Y ROCK FM EN LA DE TODOS'
EL PIRATA

RockFM