El plan maestro de Eagles para triunfar: “Si dos miembros tenían gripe, nadie lo notaría”

Bernie Leadon miembro fundador de Eagles, recuerda los primeros pasos de la legendaria banda
El plan maestro de Eagles para triunfar: “Si dos miembros tenían gripe, nadie lo notaría”

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Ultimate Classic Rock, el miembro fundador de Eagles Bernie Leadon ha desvelado el plan maestro que tenía la banda para triunfar, incluso incluyendo, en sus previsiones, que algunos de los músicos se enfadara o se pusiera enfermo.

Tanto él como Don Henley han recordado los primeros pasos de la banda en una reciente entrevista con Uncut, ahora que su primer disco está a punto de cumplir 50 años.

“Nos preguntamos a nosotros mismos, '¿Cuál es nuestro objetivo principal? ¿Qué estados haciendo aquí?'”, explica Leadon. “Lo queríamos todo, ¿por qué no? Queríamos éxito artístico, la aprobación de nuestros compañeros, éxito comercial y que nos pagaran bien. Teníamos lo que llamábamos el show D.C.B. (ndr: LCD en inglés), es decir Denominador Común más Bajo. Ensayábamos de forma que, si dos músicos tenían la gripe o no se hablaban entre ellos, la mayor parte de la gente no lo notara. Acabé viendo las bandas como un proyecto de emprendimiento, un joven negocio. La consistencia y la disciplina tuvieron mucho que ver con nuestro éxito”.

“No éramos perfeccionistas”, dice Henley. “Apuntábamos a la excelencia, pero son dos cosas distintas. Solo intentábamos hacer aquel primer disco de Eagles bueno. Lo único que quería era hacerlo lo mejor posible”.

Eso sí, no fue fácil grabar el primer disco de Eagles. La banda viajó hasta Londres para trabajar con Glyn Johnns, productor, lejos del calor de California. Por si eso fuera poco, los problemas industriales en Reino Unido provocaban que, por aquel entonces, hubiera cortes frecuentes de luz.

“Estábamos realmente cerca de sacar una toma buena. '¡Solo una más, vamos chicos!'. Lo conseguimos, tocamos la última nota y, según deja de sonar, se va la luz”, recuerda Leadon. “Las máquinas pararon de golpe. Fuimos a la pecera. porque el micrófono hacia el estudio ya no funcionaba, y Glyn Johnson nos dijo: 'Vaya, pues tendremos que escucharlo mañana'”.

Henley, por su parte, recuerda aquel viaje a Inglaterra como “un enorme shock cultural”: “Era muy difícil encontrar comida mexicana en Londres... ¡y las hamburguesas eran terribles!”.

RockFM