La policía de Nueva Jersey detiene un tributo a Pink Floyd que se saltaba el confinamiento

Aunque intentaron rendir homenaje a Pink Floyd, no escogieron un buen momento
Formación clásica de Pink Floyd

Tiempo de lectura: 2’

Durante estos días, en todo el mundo, hay algunos avispados que se están intentando saltar las reglas del confinamiento, poniendo en peligro su salud y la de los que les rodean. Sin embargo, la anécdota más curiosa ha tenido lugar en Nueva Jersey, donde varios músicos decidieron que era un buen momento para hacer un concierto de homenaje a Pink Floyd y otros tantos no pudieron resistirse a la suculenta proposción de escuchar música en directo. Sin embargo, la policía no tardó en aparecer. 

Todo comenzó cuando dos fans de Pink Floyd decidieron aprovechar el encierro para convertise en las estrellas de rock más famosas de su calle, sacando sus guitarras a pasear y saltándose las reglas de distanciamiento social. De repente, según el informe de los agentes de policía, se congregaron algo más de 30 personas en el lugar, todas de entre 40 y 50 años de edad, para escuchar el show en acústico. Cuando les dijeron que tenían que irse a sus casas, algunos se pusieron violentos. 

"El concierto fue realizado por dos guitarristas equipados con micrófonos y amplificadores que estaban rentransmitiendo el concierto por Facebook Live", cuenta el departamento de policía. "Cuando informamos a todo el mundo de que tenían que marcharse -de acuerdo a las órdenes ejecutivas del Gobernador Murphy en lo que se refiere a estas 'corona-fiestas'- nos encontramos con algunas dedicatorias cariñosas de asistentes que decían 'que le jodan a la policía' o 'bienvenidos a la Alemania Nazi'"., reza el comunicado. 

"Por degracia, estamos seguros de que todos desearíamos que pudieramos estar aquí", continuaron haciendo un juego de palabras con la canción "Wish You Were Here". "Pero el departamento de policía de Rumson tampoco disfruta de arruinar la diversión de nadie. Sin embargo, todos tenemos una parte de responsabilidad y debemos tomarnos en serio la pandemia y realizar el distanciamiento social. También necesitamos demostrar que somos un buen ejemplo a seguir para nuestros hijos y ser buenos y comprensivos en estos días", explicaron.

Eso sí, aunque, en este caso, la policía del lugar se lo tomó con "humor" y "buen rollo", los agentes advierten: "Si tenemos que reponder a otra 'corona-fiesta' vamos a acercanos con una política de tolerancia cero y todos los que estén presentes serán multados por su conducta. Estamos en esto juntos y juntos tenemos que tomar las decisiones más inteligentes". 

RockFM