¿Por qué dejó David Knopfler Dire Straits? “No me he arrepentido ni un solo segundo”

El que fuera guitarrista de Dire Straits, David Knopfler, habla sobre su salida de la banda
¿Por qué dejó David Knopfler Dire Straits? “No me he arrepentido ni un solo segundo”

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva aparición en el programa Rock History Music (transcrito por Ultimate Guitar), el que fuera co-fundador y guitarrista de Dire Straits, David Knopfler, ha hablado sobre su salida de la banda en 1980, dejando en su haber los dos primeros discos del conjunto. David dejó Dire Straits en agosto de 1980, casi al final de la grabación de 'Making Movies'. El músico no aparece en versión definitiva de este álbum, ya que su contribución se volvió a grabar.

Ahora, el guitarrista ha respondido la pregunta de si su hermano, Mark Knopfler, sabía que estaba a punto de abandonar el proyecto:

“Sí y no. Probablemente no. Estábamos todos muy quemados: demasiados conciertos, demasiado trabajo, mucho estrés y, además, faltaban periodos de descanso. Todo estaba yendo de mal en peor y yo decidí que había tenido suficiente. Reservé un vuelo, hice las maletas, volví a Reino Unido y no me arrepentí ni un solo segundo, no lo he hecho desde entonces”.

¿En qué estaba pensando, David Knopfler a la hora de dejar Dire Straits? ¿Qué le pasaba por la cabeza?

“Quería dormir una noche entera, ver a mis gatos, ir a mi pequeño piso, hacer judías con tostadas a las tres de la mañana, si quería, sin tener que llamar al servicio de habitaciones... solo necesitaba descansar un poco”.

“Por eso, me pasé un par de años sin hacer demasiado. Fui a América poco después de volver a Reino Unido, como seis meses después. Ahí, empecé a trabajar con diferentes músicos, componiendo demos, grabándolas y conociendo a gente distinta, a la que ayudé durante unos tres años hasta que comencé a grabar mi propio disco”.

“Estuve en peligro de acabar en la ruina durante un tiempo, pero creo que grabar mi primer disco fue algo terapéutico y sanador. Fue un periodo difícil en algunos aspectos, pero en realidad cuando estás en tus 20, las cosas lo suelen ser. Desde entonces, he sido cada vez más feliz”.

Su hermano y el legado de Dire Straits en directo

Sin embargo, lo bueno también es que, con el tiempo, David ha aprendido a valorar el trabajo de su hermano, Mark Knopfler, en Dire Straits:

“No es fácil ser un líder, como aprendí más tarde. No es fácil llevar ese peso. Hay gente que lo hace con más gracia”.

“Tuve una charla con un amigo, Garry Tallent, bajista de la E Street Band, y me dijo: 'Gracias a dios que Bruce Springsteen tiene la increíble necesidad de que le hagan caso, de que le vean. Si estuviéramos tocando en un centro comercial o algo así y nadie nos hiciera caso, Bruce saltaría sobre una mesa y comenzaría a tocar, solo para que le vieran'”.

“No calificaría a Bruce de narcisista de ninguna de las maneras, pero, ciertamente, ha estado en un viaje muy largo con mucha terapia que le ha convertido en el ser humano maravilloso que es hoy en día. Sin embargo, necesitas a alguien así en una banda”.

“Me dijo: 'Necesitas a alguien que lidere. De otra forma, ¿qué ocurriría?'. Mi banda estaría tocando en la oscuridad, y, en aquel momento, yo no tenía la madera de un frontman natural. Cuando di mi primer concierto, tenía un gran sombrero y escondía mi cara, siempre murmurando como si estuviera hablando a mi pecho. Siempre he sido un tipo muy introvertido, es algo distinto”.

A día de hoy, cuando toca en directo, ¿interpreta David canciones de Dire Straits?

“A veces. Es muy rato que toque temas de Dire Straits, pero a veces sí, dependiendo de cuál sea el contexto. Hemos tocado 'Once Upon a Time in the West' por diversión. A veces nos gusta sentarnos y practicar algunas de esas canciones, pero en directo las hemos tocado muy poco”.

“A veces es cínico. Hay tipos que me dicen: 'Te voy a pagar una gran cantidad de dinero. Te daré 1000 dólares más si también tocas algo de Dire Staits', lo cual no tiendo a aceptar. Si alguien me trata así, probablemente no quiera trabjar con él y todo acabará en drama. Quiero entretener a mi audiencia, quiero hacer que se vuelvan a casa contentos”.

“Sin embargo, en algunos mercados donde he trabajado, he establecido otra dinámica. En Alemania, por ejemplo, nunca estuve en la televisión, sobre todo cuando di mi primera gira por alli. Por eso establecí un espacio independiente que era solamente mío. Si vas a un sitio en el que nunca antes has tocado o al que hace mucho que no vas, no tienen por qué conocer tu material en solitario, así que tienes que darles algo con lo que puedan reconocerte”.

“Porque muchos miembros de la audiencia vendrán por el apellido, por el hecho de que estuve en Dire Straits. Pueden que sepa que yo toqué en la banda, pero no que, desde entonces, he sacado 20 discos. Así que depende, no hay ninguna regla sobre eso. Tocaré un par de temas del pasado si eso les hace felices”.


RockFM