¿Por qué se enfadó Clown con Metallica cuando la banda tocó con el batería de Slipknot?

Ante la ausencia de Lars Ulrich, Metallica tuvo que echar mano de un puñado de grandes baterías
¿Por qué se enfadó Clown con Metallica cuando la banda tocó con el batería de Slipknot?

Tiempo de lectura: 2’

Shawn “Clown” Crahan, percusionista de Slipknot, ha recordado el momento en el que Metallica cogió prestado al -entonces- batería de su banda, Joey Jordison en el Download Festival de 2004. (vía Ultimate Guitar)

El evento contó con Linkin Park y Metallica de cabezas de cartel, pero no todo salió como lo esperaban. Poco antes del show, Lars Urich tuvo que ir de urgencia al hospital, dejando a Metallica sin batería y con muy poco tiempo para encontrar otro. Aunque salieron con 30 minutos de retraso, los de San Francisco lograron sacar adelante el show con un buen puñado de baterías suplentes.

Dave Lombardo, de Slayer, tocó en “Battery” y “The Four Horsemen”, mientras que Joey Jordison, que entonces era parte de Slipknot, tocó el resto del set salvo por “Fade to Black”, interpretada por técnico de Metallica, Flemming Larsen.

Sin embargo, parece que Clown se pilló un buen rebote, al menos al principio, con los de San Francisco aquel día.

“Es probablemente uno de los momentos que más recuerdo de toda mi carrera. Me gusta ver a la gente triunfar, me hace feliz. Me encanta, me gusta ver a las personas conseguir las cosas para las que han trabajado”, explica.

“Y puedo acordarme, Metallica no deja un cabo suelto, no vas a pillarles por sorpresa con nada. Se llevaron una sala de ensayo portátil con ellos de gira, como un enorme contenedor marítimo. Si recuerdo bien, por lo menos se parecía a un contenedor”, continúa narrando Clown.

Llamaron a Joey en cierto punto para que fuera y tocase algunas de las canciones con ellos. Supongo que alguien me puede considerar oportunista, pero me gusta considerarme una especie de oráculo a veces”, prosigue. “Así que les seguí con una cámara y recuerdo que estuvieron ahí metidos casi 60 minutos”.

Recuerdo escuchar a Joey tocar todas aquellas canciones de Metallica, y por lo menos tres cuartos no llegaron a sonar sobre el escenario”, afirma Clown. “Fue como si estuvieran ensayando en su sótano, por decirlo de alguna manera, parece que estaban probando cuáles les sonaban mejor”.

“Me apoyé contra el contenedor y podía sentir la vibración del bombo golpeando mi espalda. Apagué la cámara y cerré los ojos”.

Sin embargo, Clown estaba allí por un motivo, más que para ayudar a su amigo: “No me dejaban entrar, lo cual me hace seguir enfadado hasta hoy, me enfadé muchísimo. Pero bueno, sigo siendo leal a ellos, son nuestros amigos. Siempre me han enseñado muchas cosas”.

“Y que me dijeran que me quedara fuera fue aún mejor, porque pude apagar la cámara y pensar en uno de mis hermanos reventándolo ahí dentro”, recuerda. “Tocaron un montón de canciones que esperaba que Joey interpretase, pero eligieron lo que querían y algunas nos las tocaron. Pude escuchar eso”.

“Todo eso encendió un fuego dentro de nosotros. Recuerdo que nos regalaron varias cosas. A Joey le dieron una, pero también consiguieron algo para cada uno de los miembros de la banda, solo para darnos las gracias. Y pensé: '¿No deberíamos ser nosotros los agradecidos? Siendo que deberíamos dar las gracias nosotros'”:


RockFM