¿Por qué la extraña película 'Johnny cogió su fusil' inspiró a Metallica para escribir "One"?

Esta es la historia detrás de la película y que Metallica usó para el videoclip
¿Por qué la extraña película 'Johnny cogió su fusil' inspiró a Metallica para escribir "One"?

Tiempo de lectura: 4’

Todos tenemos a la típica amiga o al típico amigo que hablando de películas nos suelta la típica frase de: “La película está muy bien, pero deberías leer el libro”. Pues ahora llega una nueva versión que es: “La película está muy bien, pero deberías ver el videoclip”.

'Johnny cogió su fusil' se estrenó el 14 de mayo de 1971 en el Festival de Cine de Cannes, es una película interesante con un mensaje resonante. Pero no tiene el mismo impacto que le videoclip de 1989 que se grabó para la canción Metallica “One”, que utiliza fragmentos y diálogos ampliados de la película para transmitir al espectador su mensaje emocional.

En Ultimate Classic Rock, la historia se remonta a principios del siglo XX. La frase “Johnny, coge tu fusil” se utilizaba habitualmente como reclamo para el ejército de los Estados Unidos, hasta el punto de que en 1917 se grabó una canción con ese título para animar a los estadounidense a alistarse e ir a luchar en la Primer Guerra Mundial, que entonces hacía estragos en Europa.

En aquel momento, Dalton Trumbo crecía en la zona rural de Colorado y soñaba con hacer carrera en las letras. Con el tiempo llegó a Los Ángeles, donde Trumbo perseveró en su carrera como escritor a pesar de no poder publicar las novelas que escribía. Con el tiempo, acabó abriéndose paso como guionista, y ya estaba cosechando sus primeros éxitos en ese campo – Trumbo ya tenía al menos publicaciones a su nombre – cuando publicó la novela 'Johnny Got His Gun' en 1939.

El libro creó una sensación inmediata, ganando el National Book Award al “Libro más original”. Lanzado en los primeros días de la Segunda Guerra Mundial, fue una obra rotundamente pacifista, y ayudó a posicionar a Dalton Trumbo como un radical político. En los siguientes años se establecería como uno de los guionistas más solicitados de Hollywood, y también se uniría al Partido Comunista.

Por este motivo, William Wilkerson lo denunció en la columna del Hollywood Reporter en 1950. Trumbo y otras figuras de Hollywood fueron llamadas a declarar ante el Congreso. Cuando se negó a nombrar a otros simpatizantes comunistas de Hollywood, Trumbo fue condenado por desacato al Congreso y cumplió 11 meses en la cárcel. Al salir de cárcel, la MPAA le impidió trabajar en Hollywood a menos que se retractara de sus ideas políticas. En lugar de hacerlo, pasó los siguientes 10 años escribiendo bajo seudónimos, escribiendo clásicos como 'El demonio de las armas' y 'Vacaciones en Roma' mientras fingía no trabajar.





Con el tiempo, la lista negra perdió su poder y Trumbo volvió a escribir con su propio nombre, ascendiendo de nuevo a la cima de de las filas de Hollywood con guiones para 'Éxodo' o 'Espartaco', entre otros. En 1971, en los oscuros días finales de la guerra de Vietnam, pudo llevar a la pantalla la película 'Johnny cogió su fusil'.

La película (que sigue de cerca la novela) trata de un soldado llamada Joe Bonham (Timmothy Bottoms) que es alcanzado por un proyectil de artillería en la Primera Guerra Mundial. Los médicos no creen que vaya a recuperar la conciencia, por lo que deciden mantenerlo con vida por el bien de la ciencia, a pesar de que ha perdido las dos piernas, los dos brazos y los ojos, la nariz, las orejas y la boca.

Pero Joe recupera la conciencia y llega a comprender lo que le ha sucedido. Se pasa la mitad del tiempo inmerso en sus recuerdos: Vemos su infancia en Colorado y escenas de su vida militar, así como fragmentos en los que se enfrenta a Jesús (Donald Sutherland) y se imagina a sí mismo expuesto como un monstruo en una especie de feria ambulante. La otra mitad del tiempo la pasa intentando comunicarse con los médicos y enfermeras que entran y salen de su habitación.

Finalmente aprende a golpear su cabeza contra la almohada en código Morse, y el personal del hospital descifra lo que está diciendo una y otra vez: “Mátenme”. Se niegan a hacerlo, y Joe termina la película desesperado, golpeando con la cabeza débilmente: “S.O.S., ayúdame”.

Es sin vida una visión oscura, y la novela original de 1939 la transmite brillantemente al lector. La película de 1971, sin embargo, lo consigue menos. Las secuencias del hospital – rodadas en blanco y negro – siguen siendo impactantes, pero en las secuencias de los flashbacks en color se muestra la debilidad de Dalton Trumbo como director. Los actores no están en condiciones de triunfar, y las secuencias carecen de vitalidad, sintiéndose a la vez sentimentales y emocionalmente planas.

Algunos de estos fracasos condenaron a 'Johnny cogió su fusil', donde probablemente habría permanecido de no ser por Metallica. El videoclip de “One”, una canción inspirada en la película, se estrenó en enero de 1989 y fue el primer videoclip que hizo la banda. Al igual que la película, el videoclip alterna entre dos realidades.

En la primera, las imágenes en dos tonos muestran a Metallica tocando “One” en un almacén abandonado. El segundo escenario consiste en clips de la película, con los diálogos intactos. Juntos, hace coincidir la historia de 'Johnny cogió su fusil' con la letra de una canción que imagina la condición de un soldado herido no muy diferente a Joe: "Darkness imprisoning me / All that I see / Absolute horror / I cannot live / I cannot die / Trapped in myself / Body my holding cell".

La fuerza emocional de la historia, que la película desgasta, se destila e intensifica en el vídeo de Metallica. Vemos fragmentos del estado de Joe y oímos su voz describiendo lo que ocurre. Los flashbacks en color de la película que adquieren una calidad verdaderamente pesadillesca cuando se recortan radicalmente y se ajustan al trabajo de guitarra para hacer rechinar los dientes.





RockFM