Por qué las bromas con “Wake Me Up When September Ends” (Green Day) son “una falta de respeto”

Pese a que la historia de la canción es conocida por muchos, el comienzo de septiembre es motivo de bromas con el tema
Por qué las bromas con “Wake Me Up When September Ends” (Green Day) son “una falta de respeto”

Tiempo de lectura: 2’

La llegada de septiembre viene, inevitablemente, cargada de memes de Green Day y si “Wake Me Up When September Ends”. Y es que la canción de los de Billie Joe Armstrong siempre nos recuerda a esa época del año en la que toca volver al trabajo, al colegio y, en definitiva, a la rutina. Todos esperamos que se acabe cuanto antes y, sin embargo, no son pocas las personas que se esfuerzan por señalar que hacer bromas con la canción es “una falta de respeto”. ¿Por qué? (vía Kerrang!)



A día 1 de septiembre, más de 12.000 tweets ya inundan las redes sociales con la “típica” broma sobre el single de 'American Idiot'. Lo que, quizás, menos gente sepa, es que el tema se compuso en memoria del padre de Billie Joe Armstrong, Andrew, que murió cuando el músico tenía tan solo 10 años. Y esto no es algo para hacer chistes.

“¿Ha dolido? Me refiero cuando tu broma anual sobre Green Day no le hizo gracia a nadie”, se pregunta una usuaria de Twitter. “Memes de 'Wake Me Up When September Ends'. Es una falta de respeto, no es una canción de ser vago todo septiembre, Armstrong la compuso para su padre, que falleció en septiembre cuando tenía solo 10 años”.





La pregunta, quizás, más adecuada para calibrar si hacer memes sobre “Wake Me Up When September Ends” es -o no- una falta de respeto, es si a Billie Joe Armstrong le molesta. ¿Y cuál es la respuesta? Pues, según una entrevista con Vulture de 2016, parece que sí. Cuando fue preguntado por el tema de los memes, el músico se limitó a decir: “Pasadlo bien, pero compraos una vida al mismo tiempo”.

En 2019, hablando con Howard Stern, Billie Joe se sinceró sobre el tema contando lo siguiente: “Creo que es algo que se quedó conmigo, el mes de septiembre es ese aniversario y, no sé, es un bajón. Pero es raro: cuando pasan cosas como esas cuando eres niño, es como si la vida comenzara de nuevo o algo así”.

Cuando toca la canción, el vocalista de Green Day sigue pensando en su padre: “Sí, lo hago cada día, en realidad. Evité componer sobre él durante muchos años, y después, finalmente, pude hacerlo y me sentí bien. No era tanto una emoción negativa como rendirle homenaje”.

RockFM