¿Por qué Martin Barre fue el “segundo plato” de Jethro Tull por detrás de Tony Iommi (Black Sabbath)?

El guitarrista clásico de Jethro Tull explica cómo entró a sustituir al hacha de Black Sabbath
¿Por qué Martin Barre fue el “segundo plato” de Jethro Tull por detrás de Tony Iommi (Black Sabbath)?

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con la BBC (vía Ultimate Guitar), el guitarrista clásico de Jethro Tull, Martin Barre, ha recordado el momento en el que se unió a la banda -en 1968- para sustituir a Tony Iommi, quien, posteriormente, conseguiría alcanzar la fama con Black Sabbath.

“Sí, nos conocimos porque Jethro Tull y mi banda de aquel entonces coincidimos en un club cerca de donde yo vivía, la localidad de Plymouth, en Reino Unido”, explica.

“Teníamos mucho en común porque Mick Abrahams, el guitarrista original de la banda, y yo, nos llevábamos muy bien. Mick es un gran hacha, soy muy fan de su forma de tocar. El caso es que yo toco la flauta e Ian Anderson también, así que resultó que teníamos mucho en común”.

“Cuando Muck dejó la banda dos o tres meses después, se acordaron de mí y me hicieron una audición, pero Tony Iommi y Mick Taylor me superaron. Eligieron a Tony al princpio, aunque a él no le gustaba demasiado la música de la banda, así que yo estaba el siguiente en la lista, y aquí he acabado”.

El músico también ha sido preguntado si el ser elegido tuvo algo que ver con que él también toca la flauta, al igual que Anderson.

“No, en realidad no, pero sí que fue una forma de presentarme, porque Ian y yo éramos los dos únicos tipos de Reino Unido que tocaban blues con una flauta. El caso es que nos encontramos y se aún se acordaban de mí de cuando nos conocimos”.

Así que la puerta se abrió porque tocaba la flautra, pero también se acordaban de mi habilidad como guitarrista”.

Sin embargo, el artista admite que eso de la flauta, por desgracia, no duró demasiado tiempo: “Al principio, cuando me uní, tocábamos los dos, teníamos una batalla de flautas sobre el escenario, así que creo que se hizo evidente que sólo necesitábamos a un flautista y ese no era yo”.

La polémica con Metallica

El guitarrista también ha hablado del momento en el que Jethro Tull le “robo”, con el disco 'Crest of a Knave', un Grammy a Metallica, con su '...And Justice for All', en el año 1989. ¿Cómo le hizo sentir este premio al hacha?

“Mira, me pilló por sorpresa porque estábamos muy felices con la nominación y la compañía discográfica no nos mandó a la ceremonia. Nos dijeron: 'No vayáis, porque no vais a ganar'.

“Fue triste no estar allí. A la gente no le gustó el hecho de que no hiciéramos acto de presencia y se imaginan que nos daba igual. En retrospectiva, sí que me importa y desearía haber estado allí”.

“Me hubiera encantado vivir la experiencia, la pompa y todo lo que rodeaba a aquellos premios, pero sigo estando orgulloso. Creo que nos lo merecíamos y, sí, si algún día me dan otro, quién sabe... Estoy muy contento con ese premio”.



RockFM