¿Por qué "Stairway to Heaven" es tan popular?

Repasamos algunos de los motivos por los que este tema es histórico
ctv-wf7-stairway-to-heaven

Tiempo de lectura: 4’

A nadie le cabe duda de que Led Zeppelin es uno de los grupos más reputados y célebres de la historia del rock. Podríamos estar todo el día hablando de sus canciones, la banda cuenta con temazos como “Black Dog”, “Whole Lotta Love”, “Inmigrant Song” o “Rock and Roll”; entre muchos otros. Sin embargo, si hay un tema que les ha hecho populares, del que se ha hablado y por el que se ha levantado polémica, ese es “Stairway to Heaven”.

1. La misteriosa letra que todo el mundo se afana en interpretar

A veces las palabras tienen dos significados”, reza la letra de la canción. Es muy posible que, cuando Robert Plant se puso a escribir los versos del tema, no se esperara la tremenda reacción que iba a provocar. Según él, la primera parte de la letra le salió en un momento de enfado: “Tenía papel y lapiz y, por alguna razón, estaba de muy mal humor. De repente, mi mano estaba escribiendo las primeras palabras de la canción. Entonces miré el papel y casi pegué un bote desde mi silla”, afirmó el cantante. Aunque no hay una interpretación fija del significado del tema, ya que el mismo Plant afirma que el la considera de una manera diferente cada día, muchos son los que se han afanado en explicar el tema del que trata.

Lo que podemos afirmar es que la primera parte del tema cuenta la historia de una mujer que, con sus riquezas, puede comprar la entrada al cielo. Lo más probable es que la letra, realmente, se un viaje introspectivo, en el que cada uno puede sumergirse como quiera, para encontrar esa paz y sabiduría con la que llegar a una conexión ideal con el mundo que le rodea. Sin embargo, como ya hemos dicho, la interpretación de la letra es libre y esa es una de las razones de que el tema sea tan especial. 

2. Su supuesto mensaje oculto

¿Quién no ha oído hablar de esos temas que, si los pones al revés, tienen un significado diferente? Con “Stairway to Heaven”, los rumores decían que pasaba eso. El hecho de que Jimmy Page hubiera comprado la mansión del misticista Aleister Crawley en Escocia no ayudó a que los fans dejaran de conectar este tema con el mundo de lo satánico. 

El caso es que, por la red, circulan algunos vídeos en los que se puede escuchar el tema del revés, más concretamente la parte de la letra en la que se canta: “If there's a bustle in your hedgerow, don't be alarmed now, it's just a spring clean for the May queen. Yes, there are two paths you can go by, but in the long run, there's still time to change the road you're on”. Supuestamente, cuando se le da la vuelta a esta parte, la letra comienza a hablar del diablo. 

Si estos mensajes encajan o no, como muchas otras de las características de este tema, depende de la interpretación que le quiera dar el oyente. Sin embargo, cabe destacar que Robert Plant ha negado rotundamente que, en ningún momento, haya grabado nada con la intención de introducir mensajes subliminales. “La canción fue escrita con la mejor de las intenciones, en lo que respecta a darle la vuelta a las cintas e introducir mensajes en el final, esa no es mi idea de hacer música. Es muy triste. La primera vez que me enteré fue porque lo vi en un programa de noticias. Me pasé todo el día deprimido. No me lo podía creer. No podía tomare en serio que a la gente se le ocurrieran cosas como estas. Hay un montón de personas que están sacando dinero de eso y si esa es su manera de ganarlo, entonces que lo hagan sin mis letras”, dijo el músico. 

3. Tiene el mejor solo de guitarra de la historia

Según la revista Rolling Stone, el solo de “Stairway to Heaven” es el mejor de toda la historia del rock, superando a “Eruption” de Van Halen o a “Free Bird” de Lynyrd Skynyrd. El caso es que, salvo el principio, que Jimmy Page ya tenía en la cabeza, el resto del punteo fue improvisado. Se grabaron tres tomas de esta parte y el guitarrista se quedó con la que más le gustó.

Por otro lado, aunque el tema está íntimamente relacionado con la Gibson de doble mástil de Page, este punteo no está grabado con esa guitarra. El modelo del hacha es el de una 1959 Fender Telecaster, una guitarra que, por lo general, suele asociarse a otros artistas e incluso a otros estilos musicales que distan del hard rock. Fuera la guitarra que fuera, ¿a quién no se le ponen los pelos de punta escuchando ese pedazo de punteo?

4. No estaba pensada como un single

Gran cantidad de las canciones más reconocibles de cada artistas son singles, temas que se publican individualmente antes de que salga el disco al que pertenecen (o que, a veces, no están incluidos en ningún álbum) y que están pensadas para promocionar un nuevo trabajo o para salir en la radio. Estas canciones, casi siempre, son las más pegadizas y comerciales de un grupo. Pues bien, “Stairway to Heaven” no era una de ellas. 

El tema, sin embargo, se acabó convirtiendo en uno de los más reproducidos en la historia de la radio. Si tenemos en cuenta que la canción dura la friolera de ocho minutos, mucho más de lo que suelen abarcar los temas populares en la fórmula radiofónica, este hecho tiene muchísimo más mérito. No sería hasta 2007, cuanto el catálogo de canciones de Led Zeppelin se puso a disposición del público para poder adquirirse de manera digital, cuando la canción entró en las listas de ventas del Reino Unido como tema singular. 

5. La versión original es insuperable

Aunque algunos grupos han intentado realizar su propia versión del tema, ninguno ha llegado, ni de lejos, a tener el éxito que ha tenido Led Zeppelin. Es muy difícil intentar emular al bueno de Page y si no, que se lo digan a Dave Grohl, cantante y guitarrista de Foo Fighters. Seguramente, nadie ha sabido expresar mejor la razón por la que el clásico de Led Zeppelin es intocable. 

El músico, junto al batería Taylor Hawkins, interpreta el tema mal totalmente a propósito, cayendo en cada uno de los clichés de artista aficionado con ganas de impresionar para demostrar que, por más que nadie lo intente, es prácticamente imposible igualar a los ingleses. ¿La mejor parte? El solo de guitarra, en la que Dave no puntea, sino que lo canta. 

Sin embargo, si tenemos que quedarnos con una versión, esa sería la que Nancy Wilson, de Heart, hizo junto a Jason Bonham, hijo del fallecido batería de Zeppelin, John Bonham, en 2012. Este homenaje tuvo lugar, además, delante de unos emocionados Jimmy Page y Robert Plant. Si ellos dieron su aprobación, ¿cómo no se la vamos a dar nosostros?

RockFM