El potente alegato musical de Bruce Sprinsgteen sobre el racismo y la sociedad que te hará reflexionar

Bruce Springsteen reflexiona, en su programa de radio y a través de canciones, sobre el racismo y la sociedad
El potente alegato musical de Bruce Sprinsgteen sobre el racismo y la sociedad que te hará reflexionar

Tiempo de lectura: 3’

Como suele hacer todas las semanas desde hace unos meses, Bruce Springsteen tomó, el pasado miércoles, las ondas de SiriusXM para realizar su programa de radio, "Bruce Springsteen – From His Home to Yours". En él, el músico reflexionó sobre el coronavirus y la realidad de las protestas que se extienden en Estados Unidos a causa de la muerte de George Floyd, al mismo tiempo que pinchó varias grandes canciones que le ayudaron a complementar sus palabras, estando todas dedicadas a la protesta política y la justicia racial.

El primer tema de su show fue "41 Shots (American Skin)", un tema suyo que escribió en el año 200 tras la muerte de Amadou Diallo, un guineano que iba desarmado, a manos de la policía de Nueva York. "Ocho minutos", dijo Springsteen. "Eso es lo que dura esta canción. Ese tiempo es el que tardó Geroge Floyd en morir con la rodilla de un policía de Minneapolis enterrada en su cuello. Es mucho tiempo. Ese es, también, el tiempo durante el que pidió ayuda y dijo que no podía respirar. La respuesta del agente no fue otra que silencio y más peso. Entonces se quedó sin pulso. Aún así, el policía siguió. Que Floyd descanse en paz".

El discurso de Bruce Srpringsteen no acabó ahí. "Según hablamos ahora mismo, hay más de 40 millones de personas desempleadas y más de 100.000 ciudadanos (estadounidenses) han muerto de COVID-19 con la respuesta más tibia e insensible de la Casa Blanca. A día de hoy, nuestros ciudadanos negros siguen siendo asesinados sin motivo por nuestra policía en las calles de América. En el momento en el que se está emitiendo esto, nuestro país está en llamas y repleto de caos".

El Boss continuó poniendo canciones como "Burnin' and Lootin'" de Bob Marley and the Wailers o los clásicos de Bob Dylan "Political World", "Blindie Willie McTell" y "Murder Most Foul".

"Seguimos siendo perseguidos, generación tras generación, por nuestro pecado original de la esclavitud", dijo Bruce. "Sigue siendo el problema sin resolver de la sociedad americana. El peso de esta carga es mayor según pasa el tiempo. Respecto a esta semana violenta y caótica en las calles de América, parece que el final no está cerca".

El músico también pinchó "Strange Fruit" de Billie Holiday, una canción de que ya he hablamos esta semana en nuestro artículo de canciones contra la injusticia y el racismo. "Esta es una de las canciones más oscuras del canon americano", dijo Springsteen. "El vídeo de la muerte de George Floyd es un linchamiento visual del siglo XXI y 'Stange Fruit' fue escrita sobre los linchamientos de americanos de color tras la Reconstrucción y a comienzos del siglo XX", explicó Springsteen, que tiene un gran conocimiento de las raíces musicales de la música negra en Norteamérica.

"No nos hemos preocupado muy bien por nuestra casa", dijo el músico. "No puede haber paz sin la justicia que le pertenece a todo americano sin importar su raza, color o creencias. Los eventos de la semana pasada han vuelto a demostrarlo. Necesitamos cambios en sistema de los departamentos de policía y en la voluntad política de nuestra ciudadanía para poder llevar a cabo las modificaciones que revivan, de nuevo, los ideales del movimiento por los derechos civiles".

"Tenemos la opción entre el crear caos o hacer mejor nuestra comunidad. Podemos elegir entre un despertar espiritual, moral y democrático o convertirnos en una nación caída para la historia porque los problemas críticos no fueron enfrentados", dijo el músico. "¿Es nuestro sistema es lo suficientemente flexible como para hacer, sin violencia, los cambios humanos y fundamentales necesarios para crear una sociedad justa?".

"La historia americana, nuestra historia, está en nuestras manos y que Dios nos bendiga a todos", dijo Bruce Springsteen en su despedida. "Permaneced seguros, seguid bien, seguid fuertes. Hasta que nos volvamos a encontrar, permaneced comprometidos e id siempre en paz".

RockFM