El primer bajista de Metallica desvela el bestial sabotaje que sufrió en su último concierto con la banda

Ron McGovney ha compartido, además, el cartel promocional de este curioso concierto
El primer bajista de Metallica desvela el bestial sabotaje que sufrió en su último concierto con la banda

Tiempo de lectura: 2’

En un nuevo post en su cuenta de Twitter, Ron McGovney, primera bajista de Metallica, ha explicado cómo la banda fue saboteada en el último concierto del músico como parte del conjunto de San Francisco. Como puede que recuerdes, posteriormente fue sustituido por el brillante Cliff Burton, con el que se grabaron los tres primeros discos de la banda, 'Kill 'Em All', 'Ride the Lightning' y 'Master of Puppets'.

Todo comenzó cuando McGovney, muy activo en redes sociales, sobre todo cuando toca hablar de Metallica, compartió un twit de una página de fans, en el que se podía ver el póster del que acabó siendo el último show del bajista con el conjunto. Sin embargo, lo que menos gente recuerda es que, en aquel concierto, la banda fue saboteada.

El concierto tuvo lugar en un local llamado Mabuhay Gardens en San Francisco el 30 de noviembre de 1982 y, según McGovney, Metallica se extendió demasiado a la hora de tocar y, por lo tanto, los regentes del local, que solo vieron a un puñado de melenudos desconocidos tocando thrash metal, decidieron cortar la electricidad de todo el lugar para conseguir bajarles del escenario.

"El club nos quitó la electricidad porque tocamos durante demasiado tiempo", ha afirmado el bajista.

Puedes ver los tweets a continuación:

En otras declaraciones en Twitter, emitidas hace ya varias semanas, Ron McGovney desveló la pobre cantidad que cobra por los derechos de autor de la maqueta de 'No Life 'Til Leather', que Metallica publicó con ocasión del Record Store Day hace algunos años.

"Blackened Recordings me manda un comunicado cada seis meses. Mi balance es negativo, tengo 300 dólares de deuda. El casete fue, básicamente, algo que sacaron con un precio para no tener pérdidas o que acabó siendo regalado. Cinco años después, ese lanzamiento aún tiene deudas".

RockFM