El productor de Scorpions confirma que su nuevo disco “no tendrá silbidos ni participación de la CIA”

Hans-Martin Buff afirma que 'Rock Believer' estará lleno de temas épicos de Scorpions
El productor de Scorpions confirma que su nuevo disco “no tendrá silbidos ni participación de la CIA”

Tiempo de lectura: 2’

El próximo 19 de febrero verá la luz 'Rock Believer', el 19º disco de Scorpions. El redondo, de hecho, se publicará 50 años después de su debut, 'Lonesome Crow'. Ahora, en una entrevista con Ultimate Classic Rock, el productor del álbum, Hans-Martin Buff, ha hablado sobre el mismo, afirmando que “no contendrá silbidos” y que “la CIA no participará en él”, dado que su sonido buscará perseguir el de álbumes como 'Blackout', 'Love at First Sting' y 'Lovedrive'.

En la charla, el productor de Scorpions ha explicado que la banda estuvo realmente cerca de ir un paso más allá en su búsqueda de un sonido “clásico” e incorporar el mismo equipo que utilizaron en los discos anteriormente mencionados para su grabación.

“Decidimos no hacerlo”, explica el productor. “El sonido de la banda ha evolucionado desde entonces. No tiene que ser una copia del enfoque que tuvieron en los '70 y los '80, es solo capturar ese aire. Eso es lo distinto”.

Intentar copiar este sonido, según afirma Buff, no hubiera tenido sentido: “No podemos intentar convertir a Mikkey Dee en el batería de Scorpions en los '70, Herman Rarebell. Eso no hubiera funcionado, y él no hubiera querido hacerlo, aparte de que nosotros tampoco. Se habló de cómo conseguir ese sonido original, pero al final simplemente decidimos que hacemos lo que hacemos”:

“Dicho esto, desde el principio, estaba claro que este iba a ser un disco potente de rock. Sin silbidos ni la participación de la CIA”, afirma en referencia a 'Crazy World' (1990) y la historia de su emblemático himno “Wind of Change”.

Habrá canciones “épicas” en el nuevo disco

Más adelante en la charla, Hans-Martin ha destacado algunos de los temas que más destacarán, al menos desde su punto de vista, de 'Rock Believer'.

Uno de ellos es “Call of the Wild” “una canción del estilo Led Zeppelin con solos infinitos y todo. Es genial. No será la que hará ricos a los compositores, pero creo que me costará alguna multa por exceso de velocidad, estoy deseando escucharla”.

Otra buena canción, según el productor, es “Seventh Sun”, que “se desarrolló como un esfuerzo constante para traer el estilo heavy al disco, más o menos como 'China White' del 'Blackout'. Ese es solo un ejemplo. En la demo, tenía una línea de melodía mucho más rápida con algunos sonidos, pero no llegó a ningún lado y a nadie le interesaba. A mí se me ocurrió una idea y presenté un buvle con un groove lento y compuse el riff con su ténico de guitarras Ingo Powitzer. Usé esa demo, lo metí ahí y cambié el tempo para que encajara”.

La canción, aún con todo, siguió cambiando: Rudolf Schenker retocó la melodía, Klaus Meine se encargó de los estribillos y las letras y Greg Fidelman, quien iba a ser el productor del álbum hasta tener que abandonar el proyecto, hizo varias sugerencias con los riffs. “Fue como una cadena intentando satisfacer la ambición de que el sonido fuera realmente rockero”, finaliza Buff.

Habrá que esperar a febrero para escuchar el nuevo álbum de Scorpions, pero ya tenemos disponible su primer single, “Peacemaker”.



RockFM