El profundo enfado del ex-bajista de Metallica por esta foto de la banda con Lemmy y Guns N' Roses

Ron McGovney, ex-bajista de Metallica, recuerda cómo la banda le dejó tirado en una ocasión muy especial
El profundo enfado del ex-bajista de Metallica por esta foto de la banda con Lemmy y Guns N' Roses

Tiempo de lectura: 2’

El que fuera bajista de Metallica entre 1981 y 1982, Ron McGovney, que ahora vive semi-retirado de la música, ha reaccionado a una foto en su cuenta de Twitter (vía Metalhead Zone) en la que se puede ver a la banda de San Francisco pasando un buen rato en backstage junto a varios miembros de Guns N' Roses y al mismísimo Lemmy Killmister, líder de Motörhead. Y es que resulta que esta foto enfada muchísimo a McGovney.

La fotografía, que ha compartido una cuenta de fans de Metallica llamada "Book Of Metallica', fue tomada durante uno de los festivales más épicos de todos los tiempos, el "Monsters of Rock" que se celebró en Castle Donnington, Inglaterra, entre 1980 y 1996. El festival también incluyó un tour mundial en el que, en el año 1988, Metallica también participó junto a Van Halen, Scorpions, Kingdom Come y Dokken.

No cabe duda de que en esta imagen, de aquella gira mundial y aparentemente tomada en Los Ángeles, estaban los mejores entre los mejores. No en vano, se puede ver a Lemmy Killmister, Slash, Axl Rose, Lars Ulrich y a Dave Musatine (Megadeth) juntos charlando en backstage. Aquella noche, sólo Metallica se subió al escenario y lo más probable es que aquel plantel de grandes artistas -que vivían en la localidad califoniana- se limitara a ir por invitación para pasar un buen rato.

Lo gracioso -o triste- de la situación, es que el bueno de Ron McGovney también estuvo en aquel festival, aunque no pasándolo bien con sus ex-compañeros (no solo hablamos de James y de Lars, sino también de Mustaine, con el que coincidió en Metallica), sino tostándose al sol en uno de los sitios más baratos, tal y como él ha contado.

"Estuve ahí, en el Colosseum en Los Ángeles sentado en los asientos baratos quemándome al sol. Ahora sé quién estaba pasando el rato entre bambalinas. Compré las entradas. No, no me invitaron. Me fui antes. Fue un asco, de todas formas".

Tiene que doler bastante que todos tus ex-compañeros de banda queden con Guns N' Roses y Lemmy para ver a Van Halen o Scorpions y tomar algo y que te hagan el vacío, ¿no crees?

RockFM