Pudo entrar a Guns N' Roses pero las drogas le costaron la oportunidad: “Axl me quería, pero no aparecí”

El guitarrista de Janes's Addiction, Dave Navarro, estuvo a punto de sustituir a Slash
Guns n' Roses, Bilbao Live 2006, Kobetamendi, Bilbao, 14/VII/2006
  • Dena Flows
Wikimedia Commons

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con el podcast Appetite for Distortion (vía Ultimate Classic Rock), el guitarrista de Jane's Addiction, Dave Navarro, ha recordado cómo tuvo la oportunidad de grabar con Guns N' Roses en 1999, ocho años después de que estuviera a punto de entrar la banda pero dejase pasar la oportunidad por culpa de las drogas.

El guitarrista aparece en la canción “Oh My God”, que se grabó para la película 'End of Days' ('El fin de los días' en España), publicada durante el perdido en el que Axl Rose tenía el control completo de la banda tras la salida de Slash y el resto de miembros clásicos.



“Axl me llamó un día y me dijo: 'Estoy trabajando en un disco, ¿quieres venir y tocar la guitarra en él?'. Yo estaba como: '¡Joder, sí! Por supuesto que quiero'”, narra el hacha de Jane's Addiction. “Así que me dijeron la hora y el lugar y aparecí con mis instrumentos. Había 10 personas en el estudio y yo estaba como: '¿Dónde está Axl?'. Y ellos estaban como: 'Está en camino, ya viene, pero vamos a ir empezando'”.

Navarro explicó, entonces, cómo se sentó, se enchufó y escuchó la canción. “Dije: '¡Esto suena cojonudo!' y grabé un par de tomas. Y, entonces, no estoy de coña, te lo juro, de repente, detrás de mí se escucha: 'Sí, eso suena muy bien. ¿Por qué no te quedas con esa toma?'. Era Axl por el interfono, desde su casa, que estaba escuchando todo el rato. Yo estaba como: '¿Qué?'. La voz de Axl venía de alguna parte”.

Rose, entonces, comenzó a dirigir remotamente la grabación hasta que todo quedó perfecto. “Fue.. muy raro, pero me encantó que fuera así, ¿sabes? Eso hace que la historia sea mucho más jugosa, divertida y memorable”, explica Dave Navarro.

Las drogas le hicieron perder la oportunidad de entrar a Guns N' Roses

Mucho antes, en 1991, Dave Navarro fue el elegido por Axl Rose para ser el sustituto de Izzy Stradlin tras su salida de Guns N' Roses. Las drogas, sin embargo, provocaron que el hacha ni siquiera se atreviese a enfrentarse a una audición: “Axl me quería de verdad... y hablábamos casi cada día sobre ideas y la forma en la que la banda podía funcionar conmigo en ella”, explicó. “Sin embargo, yo no estaba lo suficientemente presente como para hacerlo. Tuve una audición con la banda en la que, de hecho, no aparecí, porque estaba inmerso en mi adicción a las drogas y no podía aparecer en ese estado”.

El músico añadió: “Pasó de la forma en la que pasó... ahora ya es todo agua pasada, y somos todos parte de una familia musical, hemos tocado juntos muchas veces”.

Sin duda, aquella podría haber sido la oportunidad de su vida para Dave Navarro.


RockFM