17 puntos en la cara: el día que John Lennon y Yoko Ono casi murieron en un accidente de coche

Se cumplen 52 años del incidente que estuvo cerca de arrebatarle la vida a la pareja y a sus hijos
17 puntos en la cara: el día que John Lennon y Yoko Ono casi murieron en un accidente de coche

Tiempo de lectura: 2’

Empezamos nuevo mes y hoy se cumplen 52 años de un incidente que pudo haberle costado la vida a John Lennon.

Todo el mundo conoce al vocalista y guitarrista de los Beatles, y se sabe que era un grandísimo compositor, sin embargo, el mundo de la conducción no se le daba tan bien como el de la música. Se terminó de sacar el carnét de conducir a los 24 años, y decidió no volver a conducir después de un accidente que terminó con un viaje al hospital para él, su hijo Julian, Yoko Ono y su hija Kyoko.

El incedente del que te hablo tuvo lugar el 1 de julio de 1969, durante unas vacaciones de Lennon y Ono en las Tierras Altas de Escocia. Parece ser que en aquella época, John había conducido muy poco desde que se sacara el carnet de conducir en 1965. A pesar de ello, Lennon se sintió seguro de sí mismo como para conducir por las estrechas carreteras de la región de Austin Maxi. Todo el viaje fue bien hasta que perdió el control de su coche y terminó en una zanja.

Por suerte, nadie resultó gravemente herido, pero la familia no se libró de las lesiones y tuvieron que ser trasladados al Lawson Memorial Hospital de Golspie, donde Julian fue tratado por un shock; Lennon, Ono y Kyoko recibieron puntos de sutura en la cara por culpa de unas heridas y desgarros. El músico tuvo que recibir 17 puntos, Yoko 14 en la frente y su hija Kyoko recibió 4. Ono, que además estaba embarazada en ese momento, también sufrió lesiones en la espalda.

Cynthia, la ex mujer de Lennon, a la que no se le había dicho que Julian viajaría a Escocia, estaba comprensiblemente preocupada por el bienestar de su hijo y molesta por el hecho de que se le enviara a 80 kilómetros de distancia para quedarse con la tía de John después de ser tratado; viajó al hospital para tratar de obtener una explicación de John, pero al parecer Lennon se negó a recibirla ni darle explicaciones.

El guitarrista estaba de mejor humor con los periodistas y bromeando comentó: "Si vas a tener un accidente de coche, intenta que ocurra en las Tierras Altas", y encontró tiempo para enviar una descarada postal al publicista de los Beatles, Derek Taylor, que firmó como "Jack McCripple" y afirmó que estaba siendo "retenido" en "Escocia", suplicando: "necesito algo de dinero para salir... unos pocos cientos serán suficientes".

Lennon decidió no volver a conducir después del accidente y contrató a un chófer para que le llevara a todos los sitios que necesitaba. También se dice que hizo montar la carrocería del coche en un pilar de su finca inglesa.

Curiosamente, el accidente de 1969 no fue su primer roce con el peligro en las carreteras escocesas; Ken McNab, autor de 'The Beatles in Scotland' (Los Beatles en Escocia), señaló que los Beatles tuvieron un accidente durante su primera gira en 1960, cuando acompañaban al cantante Johnny Gentle como los Silver Beetles. Como dijo McNab, "John Lennon empezó los años 60 con un accidente de coche en Escocia y consiguió terminar la década con otro accidente de coche en Escocia".



RockFM