¿Qué canción de Megadeth es la más difícil de tocar en el bajo? "Se te queda el brazo de Popeye"

David Ellefson describió cuáles eran las canciones de la banda que más dificultades le habían supuesto en su trayectoria
¿Qué canción de Megadeth es la más difícil de tocar en el bajo? "Se te queda el brazo de Popeye"
CORDON PRESS

Tiempo de lectura: 2’

Es habitual preguntarse cuáles son las canciones que entrañan mayores dificultades a los grupos que las tocan. Esos temas que, pese haber sido creados por ellos mismos, acaban generando algunas complicaciones. Precisamente, David Ellefson, mítico bajo de Megadeth durante años, habló sobre esto recientemente. Lo hizo durante una entrevista con ‘Monsters, Madness and Magic’ (transcrita por Loudwire), el artista describió cuáles eran las canciones de la banda que más dificultades le habían supuesto en su trayectoria.

"Todas son difíciles si las tocas bien, es la verdad, porque son rápidas. Hay mucha intensidad muscular. No se puede tocar por teléfono. Tienes que calentar. Y tienes que calentar y tener mucha resistencia en su lugar. No puedes estar de vacaciones, coger el bajo y tocar las canciones. Requiere destreza y todo eso", detallaba Ellefson.

También es de gran importancia el momento en el que llegue esa canción en concrero. Sin ir más lejos, uno de los temas más duros de tocar era "Holy Wars... The Punishment Due". Esta canción resultaba de una complejidad especial. Sin embargo, lo era un poco menos si tocaba ser interpretada hacia el final de la actuación, después de haber tenido la oportunidad de calentar.



"Cuando salíamos y empezábamos con ella, en los 90, como con el 'Rust in Peace' o algo así, creo que empezábamos con ella en aquella época, y era como 'Oh, Dios mío. Esto es un maldito asesino para salir de la puerta con este.' Estabas esperando la pequeña pausa en la que Marty hace la cosa flamenca, para poder decir, 'Ah,' y sacudirte. Porque si te pones tenso, se te queda el brazo de Popeye", rememoraba el artista.

Por su parte, Ellefson también quiso destacar aquellas canciones que no son tan complicadas. Una de las que destacó fue "My Last Words", ya que, su patrón pentatónico la hace menos difíciles.

"Así que a veces las cosas que crees que serían más difíciles no lo son y algunas de las complejidades más notables serían 'Tornado [of Souls]', por el downpicking de 'Tornado', podría ser una cosa. Y a veces lo cambiaba dependiendo de quién fuera el batería", destacaba el músico.


RockFM